martes, 21 de octubre de 2014

Nuevo golpe de timón en Kiss FM

A nadie, a estas alturas, puede sorprender la forma de dirigir una empresa, cuando el propietario se llama Blas Herrero. En primer lugar, diré, por si nadie se ha parado a reflexionar, que está en su derecho, de acertar o de equivocarse, porque la empresa es suya. Bien es cierto que las noticias más habituales, y abundantes, relacionadas con el propietario de Kiss FM son las ubicadas en los tribunales más que en la propia radio. Aunque la mayor parte de las ocasiones, las sentencias dejan en entredicho la legalidad de sus decisiones, como el último caso surgido del despido del anterior director general de la compañía, Juan Cepeda, Herrero se empeña en tomar decisiones a contracorriente.

Blas Herrero, propietario de Kiss FM
A comienzos de esta temporada tomaba otra decisión, cuando menos, llamativa. Eliminaba, de golpe y porrazo, el morning show, “Las Mañanas Kiss”, y prescindía de Cristina Lasvignes tras cumplir su contrato. A Cristina le acompañó en la salida, semanas después, otro histórico de la casa, al que le salieron los dientes casi en Kiss FM, y que dedicó incluso la investigación de su doctorado al fenómeno radiofónico que sin duda constituyó Kiss FM desde luego en otro tiempo. Me refiero a Alfredo –Fredy- Arense, autor del magnífico libro “Las 3 emes”, surgido de su investigación académica, que recomiendo desde estas líneas de nuevo.

Blas Herrero no se quedó ahí. Reestructuró completamente la emisora, suprimió los programas, por llamarlos de alguna forma, que habían conformado la cadena musical de los ‘oldies’ en otro tiempo, y dio un golpe de mano, insisto, que a estas alturas de la película no puede sorprender a nadie. Su modo de proceder siempre ha sido el mismo. Tal vez sea, del sector de medios de comunicación, el empresario que más funciona dejándose llevar por su intuición, pese a quien pese, se llamen consultores o tendencias.

Varias han sido las consultoras que han pasado por Kiss FM y que han supuesto altos costes para las arcas de esta cadena musical. Históricamente la mayoría han sido extranjeras. Pero ahora son españoles, con la empresa On Demand, presidida por Javier Pons, exconsejero delegado de Prisa Radio y ex director de TVE, y Eva Cebrián, hija de Juan Luis Cebrian y ex alto cargo en TVE, con una larga trayectoria en medios de comunicación, como asesores principales de esta firma.

Vaya por delante que creo más en consultoras españolas que en extranjeras, no porque sepan más o menos de radio, cuestión que es fácilmente evaluable; sino porque una consultora española conoce mejor no solo el mercado español, sino sobre todo la idiosincrasia hispana, lo que –pese a lo que argumenten en contra los consultores extranjeros- determina buena parte del análisis a la hora de establecer las recomendaciones más inteligentes que pueden hacerse de cara a lograr los mejores resultados de una compañía. Éste era el mismo sentido que le daba a sus palabras, hace unas semanas, en este mismo blog, José Antonio Abellán, al referirse a los consultores y afirmar que no creía en ellos, “a mí que no me venga un tipo que no sabe qué es una siesta, un tinto de verano, y que no sabe lo que es una terraza a las cinco de la mañana a decirme lo que le tengo que contar a la gente” –afirmó-.

La alegría de Marta Ferrer, Alfredo Arense y Cristina
Lasvignes no ha servido para reforzar su continuidad
Se supone que Blas Herrero se hace rodear de consultores que le aconsejen para, aparte de pagarles, seguir sus consejos y acertar más con las tendencias del mercado. De hecho Kiss FM constituyó en su momento una auténtica revolución en el sector cuando descubrió un nicho en la audiencia española que le hizo crecer por encima del millón de oyentes en muy poco tiempo, cifra, por cierto, que todavía no ha recuperado del todo después de sus desatinos con una fórmula un tanto críptica. Y lo hizo con la ayuda de los consultores.

En un momento en que las tendencias del mercado de las radiofórmulas apuntan a una resurrección de los programas frente a la simpleza de una sucesión de temas musicales que ya cada uno puede autoprogramarse en su Smartphone o diseñarse en forma de lista personal en Spotify, por ejemplo; en un momento en que, no solo eso, sino que las emisoras convencionales empiezan a relajar su tono e introducir formatos mixtos, a medio camino entre la gravedad informativa y el morning show (“La Mañana” de la Cope sería el último ejemplo); en un momento, en definitiva, en que se buscan nuevos formatos radiofónicos, y también comerciales, como las inteligentes propuestas de “Yu, no te pierdas nada (Los 40 Principales) o “Un lugar llamado Mundo” (Europa FM), ambos con Toni Garrido por detrás, uno de los tipos más creativos en la radio actual en España, en un momento como éste, que nos está tocando administrar, la radio necesita orientación experta, y no comportamientos surgidos fruto de la intuición o la improvisación.

Javier Pons, conocedor profundo
del negocio radiofónico
Kiss FM sigue desorientada, aunque es curioso: tiene dentro unos tipos que tratan de orientar, desde la experiencia. Ese comportamiento de Blas Herrero atiende también, deduzco, no solo a la aparente vehemencia en la toma de decisiones, sino también a las cifras del EGM. Los resultados de “Las Mañanas Kiss”, que ahora lidera Enrique Marrón, todavía con menos medios que el equipo anterior, no llegaron a las cifras que, en ese mismo tramo horario, ocupaba Kiss FM años antes, cuando alcanzaba el medio millón de oyentes. Era lógico deducir que el objetivo de la puesta en marcha de este morning show, con unos costes mucho mayores que la modesta inversión en un DJ,  era superar ese punto de partida, y sin embargo, no se logró.

Cabían dos posibilidades en esa decisión, y me da la impresión de que, una vez más, se ha elegido la menos arriesgada, la más conservadora y eficaz en el corto plazo, pero no en el escenario del medio y, sobre todo, del largo plazo. Cabía suprimirlo –por la que ha optado Herrero- y cabía, por el contrario, reforzarlo, aunque dudo, a estas alturas del producto, si los esfuerzos hubieran obtenido buenos resultados, después de tres temporadas intentando hacerse un hueco con más buena voluntad que medios y una orientación, como he dicho en otra ocasión, muy timorata con los contenidos.

Tiremos de metáfora: cuando un corredor intenta ganar una maratón y no lo consigue, la culpa no es del circuito, sino de que él no se ha preparado lo suficientemente bien como para responder ante el reto. Algo parecido le ha ocurrido a Kiss FM en esta temporada: si los resultados alcanzados por “Las Mañanas Kiss” no han sido los perseguidos, no nos carguemos el programa o lo reduzcamos a su mínima expresión, sino potenciémoslo, reforcemos su producción y ampliemos la promoción.  Insisto: la marca Kiss FM es su principal y más envidiable patrimonio, y está siendo cada vez más dilapidado.

Enrique Marrón ha asumido
"Las Mañanas Kiss"
Pero no, Blas Herrero, con todo derecho, pero acierto dudoso, ha optado por suprimir todos los programas que habían puesto en marcha en la temporada anterior, y recuperar la radiofórmula que tanto éxito le reportó en otra época. Y subrayo lo de “en otra época”, porque los tiempos han cambiado, ¡y de qué forma!  Y en cuanto a la denominación de ‘programas’ para describir lo que había por las tardes (Rocío Moreno) y por las noches (Enrique Marrón), soy tremendamente generoso. Destaqué en su momento más el oficio y el esfuerzo de sus presentadores, que los resultados alcanzados. No voy a repetirme, pues ya lo he dicho en anteriores post dedicados a Kiss FM, pero para hablar de ‘programas’ tienen que darse una serie de circunstancias que en este caso no concurrían más que en “Las Mañanas Kiss”, y no del todo.

Kiss FM ya no puede vivir de rentas. Ni siquiera Los 40 Principales, que tan bien conoce Javier Pons, han sabido hacer frente al descenso de oyentes. Y no ha sido solo un problema del defenestrado Xavi Rodríguez, que no conseguía atraerlos, sino de la propia evolución del mercado radiofónico, más desgastado, y de la aparición, cada vez con más fuerza, de otros senderos paralelos para disfrutar de la música, bajo demanda, alojados en internet. Lo mismo ha ocurrido aquí. Ni Cristina Lasvignes, Alfredo Arense o Marta Ferrer han tenido la culpa de no alcanzar el objetivo prediseñado. Al contrario, para los medios de que disponían y las directrices que les marcaban (y atenazaban), han hecho un programa más que digno, pero no lo suficientemente atractivo como para seguir captando el apoyo de una audiencia que reclamaba –por el target histórico de Kiss, adulto contemporáneo- mayor apuesta por los contenidos, en calidad y cantidad.

Como siempre, el cliente decide. Quedo emplazado al EGM, pero no al inmediato, sino al segundo de 2015, que marca el final de temporada, y abarca, en acumulado, la lectura de nueve meses de trabajo. Entonces Blas Herrero confirmará si se ha equivocado o no. Pero recuerdo lo de los plazos. Aunque suba, o mantenga, resultados, en la carrera radiofónica hay que contar, ineludiblemente, con el escenario online. Y, si se sabe actuar bien, todavía es posible convertir la posible amenaza en una gran oportunidad.

jueves, 16 de octubre de 2014

Entrevista a Ángel Expósito (y II)

“Yo me creo el EGM lo justo”

Continúa…

-Mi experiencia -puedo equivocarme, y con el EGM más- me dice que el primero puede ser malo, porque vuestro concepto de ‘La Mañana es radicalmente diferente al de Ernesto Sáenz de Buruaga y lo primero que puede provocar es decepción en el oyente tradicional de Cope.

-No sé, Gorka. Yo lo siento por ellos, porque será una gente estupenda, pero no me lo creo.  No me creo el EGM. Lo siento mucho, soy así de raro. Pero, ojo, ni me lo creía antes, ni me lo creeré después, cuando nos vaya de cine, porque nos va a ir de cine. Me lo voy a creer lo justo: las tendencias, las gráficas…

-Por aquí quería ir yo, me lo has puesto en suerte. Sobre esos datos del EGM trabaja la consultora sueca Radio Intelligence que, evidentemente, habrá tenido mucho que ver en el nuevo concepto de programa que estáis poniendo en marcha. ¿Qué parte es de ellos? ¿Y cuál tuya? ¿Cómo os habéis repartido la paternidad? Porque tú eres tú, Ángel Expósito…

-Exacto. Mi personalidad es mía, y ahí no entra Radio Intelligence. Ahí hay un DNI y un carné de la FAPE. Yo creo que hay una mezcla, y eso puede estar bien. Ellos aportan un empujón hacia el cambio que, por nosotros mismos, no hubiéramos emprendido, en mi caso igual. Luego, cuando el consultor es bueno y te aporta sentido común, te puede tocar la moral, pero escúchale, porque en un enorme porcentaje tiene razón. Bueno, pues aprendamos.

-Y luego está la parte de la personalidad de la que hablábamos antes…

Momento de Ángel Expósito y
su equipo en "La Mañana" (Cope)
-Precisamente. Un consultor, por mucho que trabaje, no le va a cambiar la voz a Paloma Tortajada, que es la que mejor lee las noticias en España. O no le va a cambiar el tono y el humor a Goyo González, que es el tío que hace la publicidad en radio con mayor naturalidad de este país. 

-Pero está claro que puede haber confrontación de pareceres, entre la estrategia marcada por la consultora y tu criterio profesional. Por ejemplo, en torno al protagonismo de la política en “La Mañana”, que se ha reducido.

-Volvemos a lo de antes. ¿Quieres que bajemos al bar y preguntemos a la gente? Olvídate de que somos periodistas… ¿Preguntamos aquí en la esquina? No digo que nos olvidemos del tema catalán, ¡faltaría más! Es gravísimo, y lo que queda. No digo que nos olvidemos del Consejo de Ministros o de Luis de Guindos. Por supuesto. Seríamos unos necios. Pero, insisto, ¿preguntamos en el bar? ¡Nos sorprenderíamos! Luego, ¿quién se está alejando de quién? ¿Ellos de nosotros o nosotros de ellos? No me cabe la menor duda… nosotros de ellos. Ahí coincido absolutamente con el criterio del consultor. Que, además, luego puedes darle a la política otro plato de presentación en la antena, más cercana, más entretenida, en eso estamos. Si conseguimos ese equilibrio, habremos conseguido el cáliz.

-¿Estás consiguiendo hacer el programa que a ti te gustaría escuchar?

-Sí. Porque me lo paso pipa. Se me pasan las cuatro horas volando. Y creo que ése es el secreto.

-Coincido contigo.

-Y noto que cada vez me siento más suelto…

-¿Tú eres consciente de que de alguna manera estás innovando, Ángel? Tu propuesta está rompiendo los moldes del formato imperante en tu tramo horario, que es la información, tradicionalmente entendida, en la historia de la radio española, como un compartimento estanco con respecto a la radio del entretenimiento.

-No lo sé. Tampoco quiero ser tan pretencioso. Tal vez estemos innovando. Hombre, sinceramente pienso que no existe este producto en la radio española, no sé si ha existido antes. Pero tal vez haya que volver atrás en la conversación, otra vez, en cuanto a alejamiento del cliente. ¿Alguien ha oído seguida una hora y media de tertulia diaria radiofónica? ¿Nos hemos vuelto locos? A lo mejor está incluso mal media hora, que es lo que hago yo, pero ¡una hora y media! ¿Alguien ha oído una entrevista a un político, sea quien sea, de cuarenta minutos? Esto es igual que un periódico. ¿Alguien se ha leído una entrevista de ¡cinco páginas! con un presidente de Gobierno?

-Alguien podría preguntarse, al escuchar vuestro programa en la emisora de los obispos, precisamente, ¿y os van a dejar hacer esto todas las mañanas?

-Es que nos han contratado para esto, Gorka. Ése es el objetivo.

-Pero es verdad que a mí, todavía, y en la Cope, me choca escuchar en un editorial, a las ocho de la mañana, un término entresacado de la terminología de Chiquito de la Calzada, Ángel.

-(Sonríe). Bueno, a ver si encontramos la mezcla. Tienes que tratar de acercarte al oyente, y hablarle en su mismo idioma y a la vez ser riguroso y abordar las cuestiones con seriedad y profesionalidad...

-…ahí está el equilibrio!

Expósito ha asumido la nueva "La Mañana" como
un gran reto profesional, sin marcarse plazos
ni metas inalcanzables
-Si lo encontramos, seremos perfectos. ¡Pero no lo somos!

-¿El sentido del humor le va bien a la información? ¿No le resta credibilidad, como se creía antaño?

-¡No! Tajantemente no. Para mí es un error creerlo. Si yo cuento la historia de la niña de la Yihad cortando el cuello de su muñeca, no puedo introducir el humor, al contrario, se me revuelven las tripas. Ahora bien, dicho esto, o nos tomamos las cosas con humor, o no somos españoles. Yo recuerdo a mi abuela, con el hambre que pasó en la Guerra Civil, pues era la mujer más graciosa de España, con su sentido del humor y su deje castellano manchego o el chuleteo madrileño cuando se vino. Se trata de aportar el mayor número de registros en el menor tiempo posible, porque la gente es así.

-Y la vida es un compendio de sabores y sinsabores.

-Pero todo en su tempo, bien condimentado, con sus énfasis, sus silencios,…

-Dos últimas cosas, Ángel, ¿cómo ves el periodismo en España? Ponle el termómetro y qué marca…

-Yo creo que el periodismo ahora mismo está sumido en la “tormenta perfecta”. No sé si saldremos más pronto o más tarde, pero estamos metidos ahora en pleno maremoto. Tenemos por delante una reformulación del cliente, del receptor de nuestro trabajo, en nuestro caso una revolución del oyente, que reclama mucha más información, pero de otra manera distinta, y no nos hemos dado cuenta. Estamos también en una revolución  del oficio, en situación seguramente de precarización, como consecuencia de la crisis y de que las empresas son empresas y no ONG’s. Estamos en una revolución tecnológica que, desde Gutemberg, no había existido. Desde el siglo XV hasta nuestros días habíamos vivido la evolución de la imprenta, sin más aportación que la mejora del sistema. Pero ahora, con la llegada de internet, esto se ha venido abajo. En los últimos diez, quince años, hemos corrido más que en cinco siglos, y lo que nos queda. Todo esto, en el caso de España, sin un duro.

-¿Se va a salir de ésta?

-Sí, por supuesto.

El autor de este blog, Gorka Zumeta,
posando con Ángel Expósito
-¿Se va a salir mejor?

-Sí. Se va a salir redimensionado.

-¿A qué te refieres?

-Pues que, poniendo sobre la mesa el caso de Madrid, por ejemplo, que tiene seis millones de habitantes, de los que un millón y medio es lector de prensa diaria, no es posible que tengamos más de diez cabeceras entre generalistas, económicos, deportivos, etc. Y esto no es sostenible, como tampoco lo era que existieran 72 cajas de ahorros en España…

-Para terminar, Ángel, complétame esta frase: La radio es para mí…

-… de todos los soportes en los que he trabajado, el que más te permite acercarte al receptor, en este caso al oyente, mucho más que la televisión y el que te permite ser más tú.

martes, 14 de octubre de 2014

Entrevista a Ángel Expósito (I)

“Los periodistas cometemos el error de pensar demasiado en nosotros mismos y poco en el oyente”

Una de las mayores satisfacciones que me está proporcionando este blog es la posibilidad de conocer a muchos colegas y poder intercambiar con ellos reflexiones sobre la profesión. Tras la conversación, descubres que compartes con ellos, en la mayoría de los casos, escenarios, preocupaciones, ideas y, sobre todo, amigos. Conocer a Ángel Expósito ha sido, particularmente, una delicia. Un profesional de su trayectoria y renombre, curtido en la agencia Europa Press y en el diario ABC, y de los dos director que, de golpe y porrazo, atravesó el puente hacia el periodismo audiovisual y supo adaptarse a estos nuevos lenguajes con la habilidad de un camaleón, merecía hace algunos meses un post en el que destacaba estas virtudes. A raíz de él, tuve la oportunidad de conocerle personalmente y disfrutar de su agradable conversación. Y me quedé con las ganas de hacer partícipes a los lectores de este blog de su manera de pensar. Este pasado verano, con la salida de Buruaga de las mañanas de la Cope, y el encargo a Ángel de sustituirle, encontré el momento ideal: hablar ahora de su nuevo proyecto y de cómo se fue forjando en su cabeza y en la de los consultores suecos de Radio Intelligence que diseñan globalmente la estrategia de la cadena de los obispos. Me asaltaban bastantes dudas en torno a cómo se producía la convivencia y la coordinación en la toma de decisiones. Ángel Expósito ha venido para romper moldes en la Cope, aunque de fondo gravita la más que comentada interinidad de su labor al frente de las mañanas, a la espera del (presunto) aterrizaje de Carlos Herrera. Como esperaba, me recibió encantado en la sede de la Cope, en la madrileña calle Alfonso XI, número 4, cerca de El Retiro, un nombre, curiosa coincidencia, de tantas connotaciones religiosas.


-Qué pensaste cuando te ofrecieron el puesto?

-¡Jopé! Voy a hacer lo que han hecho Iñaki Gabilondo, Luis del Olmo, Carlos Herrera, Buruaga,… voy a competir en esa división. Lo primero que pensé fue ‘glup’, el peso de la púrpura… Voy a hacer lo que han hecho estos compañeros, con toda la distancia del mundo, ¡faltaría más! ¡Pero voy a jugar ahí!

-Distancias que estás marcando tú, porque no quieres hacer lo que ellos han hecho…

-En la radio… de autor, aunque no me gusta mucho el término, en el producto personal que queremos hacer, la personalidad es fundamental. Es imposible que Gabilondo haga la radio de Luis del Olmo, o que Carlos Herrera haga la radio de Gabilondo o que Buruaga haga lo mismo que Carlos Herrera. Pues seguramente yo tengo una personalidad diferente a la de todos estos grandes nombres.

-Pero si me refiero a la Escuela, esos nombres que has citado parten de una bifurcación entre la radio informativa y la radio entretenimiento.

Instantánea sacada durante la emisión
de 'La Mañana' de Cope, dirigida por Expósito
-¡Ah, amigo! Es que la clave es la mezcla, estoy convencido. Yo creo que los periodistas cometemos un error, en general, pero en la radio en particular: pensamos demasiado en nosotros mismos, y en las fuentes, y poco en el cliente, en el receptor, en el oyente. Pensamos mucho en la retroalimentación políticos-periodistas, economistas-periodistas, y pensamos poco en quien nos oye, nos lee o nos ve. Entonces, si conseguimos la mezcla entre lo interesante periodísticamente y lo interesante para el receptor habremos hecho el producto perfecto. Y en eso estamos…

-¿Y esa endogamia, que estás aireando, no nos lleva a ese planteamiento tan extendido de que los medios priorizan la consecución del poder y la influencia, frente al incremento de oyentes?

-¡Sin duda! Mira, primer pecado: la retroalimentación del periodista y la política, o de la fuente y del periodista, no se sabe quién es quién; segundo, cuando hablamos del alejamiento de los políticos frente a la ciudadanía, con los fenómenos populistas tan en ascenso, no nos damos cuenta de que el alejamiento de los periodistas es exactamente el mismo. Si uno sale a la calle y pregunta por los tertulianos, género del que yo formo parte, ¿qué te dicen? Les llama la atención si hablas con sentido común, si hablas con educación, si te sales de la política o si sabes del asunto. Eso quiere decir que muy bien no lo hemos estado haciendo. Hagamos autocrítica.

En ABC Punto Radio, ya desaparecida, Expósito
ya dejó ver qué tipo de radio informativa le gusta hacer
-En  este sentido, he oído autocríticas firmadas por periodistas de radio como Javier del Pino (SER), o Carlos Alsina (Onda Cero), por poner dos ejemplos, que critican que la programación que se hace hoy en día es la misma de hace veinte años…

-¡Claro! Fíjate, yo creo que los periodistas somos uno de los oficios más conservadores de la sociedad. Los militares, en España, seguramente por la transición democrática, han cambiado como nadie y otros muchos sectores, como los fontaneros o los albañiles. Mientras, los periodistas somos los más reacios al cambio, no sé si por nuestro prurito, por nuestra fama o protagonismo, pero somos reacios a acercarnos a los oyentes, que son, al final, nuestra clientela.

-Pues en este sentido que apuntas de cambiar, de adaptarse a los tiempos, tú eres un buen ejemplo, porque en mi blog me atreví a calificarte de “camaleón mediático”, por lo bien que habías sabido adaptarte a los diferentes escenarios del periodismo…

-Pero de eso se trata ¿no? Mira, la vida es como un equipo de fútbol, tiene que haber periodistas generalistas y especialistas. Tú no puedes ver a Ignacio Camacho, que es el mejor escritor de periódicos en España, presentando un telediario, ni seguramente puedes ver a Enric Juliana presentando un magacine...

-…pero los derroteros por los que te lleva la vida, te obligan a adaptarte, y unos lo hacen mejor y otros peor…

Expósito reconoce que nunca hizo menos
periodismo que cuando fue director de ABC
-Ahí voy, los periodistas generalistas nos adaptamos un poquito a todo. Zidane metía goles y defendía. Pues eso es como todo: mira a Iñaki Gabilondo, que ha tocado varios palos: radio, televisión, y lo ha hecho estupendamente. O Luis del Val, mira cómo escribe y cómo lo hace en la radio. Yo, además, tuve la suerte de ser agenciero.

-¿La mejor escuela de periodismo?

-Totalmente de acuerdo. Por dos motivos que te cuento: porque aprendes a saber lo que es noticia, que es la madre del cordero en nuestra profesión -si no das noticias estás muerto- y segundo, porque aprendes a competir.

-¿Y tu paso por ABC?

-Verás, Gorka, en mi caso me sirvió para tener una visión mucho más general del oficio, no sólo en su aspecto periodístico, sino también en su aspecto empresarial y gerencial.

-¿Pudiste hacer periodismo?

-El puesto de director de periódico es el que más te condiciona. Yo nunca habré hecho menos periodismo en mi vida que dirigiendo el ABC.

-Luego te llegó la televisión…

-Sí, y la radio se le parece bastante, también forma parte, de alguna forma, de ese teatro…

Expósito ha sido otro de los periodistas
'cautivados' por la radio
-Pero ¿cuál ha sido tu metodología a la hora de adaptarse a los medios audiovisuales, a los que por cierto te acercaste por primera vez como colaborador…

-No tengo una metodología determinada. Algunos dicen que me paso tal vez, pero me baso en la naturalidad…

-…¿y rodearte de buenos escuderos?

-¡Sin duda! En mis tiempos en Punto Radio tenía el apoyo de Pepa Ariza y José Antonio Piñero, ‘Piñe’, que era como ir con chaleco salvavidas antes de tirarte a la piscina. Y aquí en Cope tengo una tropa excelente: Paloma Tortajada, Goyo González, Luis del Val, Juan Antonio Alcalá, ¡qué quieres que te diga! No digo que así sea muy fácil, la puedo pifiar, pero ayuda muchísimo, claro.

-Te encargan poner en marcha las mañanas en la Cope y en lugar de tomarte tu tiempo, y pensarlo, recortas tus vacaciones y sales al aire el 11 de agosto.

-Bueno, eso fue en parte decisión mía y de programación de la cadena. Y lo agradezco.

-¿Porque abristeis el banco de pruebas!

Paloma Tortajada, Ángel Expósito y Tonia Etxarri,
en un momento de la tertulia de "La Mañana" de Cope
-¡Totalmente! Hemos hecho los números 0 en directo. Desde que salimos al aire hasta hoy, hemos evolucionado un montón. Si hubiéramos esperado, nos hubiera costado coger el ritmo. Pero, ojo, lo hemos hecho jugando ya la liga… Hemos hecho una pretemporada en directo, fantástica. Desde el punto de vista personal, por lo vital; desde el punto de vista del equipo por el encaje y desde el punto de vista del programa, por el ajuste.

-Y no te olvides del punto de vista estratégico, porque titulé mi post “El que da primero, da dos veces”.

-(sonríe) Puede ser, sí.

-El que te haya conocido antes, ha tenido más tiempo para probarte, y vuestro estilo es muy rompedor.

-No sé, ya veremos. El pressing de los datos de las audiencias me obsesiona lo justo.

Continúa…

jueves, 9 de octubre de 2014

Primeros Premios AERO de Radio Online: ¡misión cumplida!

La primera gala de los Premios AERO de Radio Online, sin falsas modestias, ha sido un éxito. Pero es mejorable, ¡claro, como todo! Juanma Ortega, inmenso sobre el escenario con su estudio de radio improvisado, comentaba conmigo al término de la gala que de cara al año que viene había que hacer un mayor esfuerzo de producción. Por supuesto, querido Juanma! Pero hay que ir despacio, sin grandes alharacas, con discreción, escribiendo recto, sin torcerse. El resultado ha sido, en cualquier caso, mucho más que digno.

El 'selfie' de Juanma Ortega con
los premiados, al final de la gala
La Asociación Española de Radio Online, AERO, se ha hecho mayor de edad. Se ha hecho visible. Y ha contado con el respaldo, y hasta la sorpresa, de muchos colegas que no se esperaban una gala de estas características, conducida, con eficacia, buen ritmo y buen humor, con toques nostálgicos, pero también tecnológicos, por Juanma Ortega, que ha arropado muy bien, con su proverbial capacidad de improvisación, a los premiados.

Entre los apoyos, uno muy especial, y comienzo por el final: el de Iñaki Gabilondo, que ha agradecido sincero, el reconocimiento “Si vosotros habéis decidido dármelo, yo no os voy a llevar la contraria”. El maestro ha añadido que la radio online, que representa AEROya es presente”. El periodista de la SER no ha podido acudir a la entrega por encontrarse en León, trabajando en la radio, precisamente.

Pero si Iñaki ha sido el colofón de oro de la gala, antes han subido al escenario numerosos profesionales que han sido premiados por su trabajo y dedicación al mundo de la radio online. Éste es el Cuadro de Honor de la primera edición de estos galardones que esta noche han congregado a lo más granado de la profesión. 


Fernando Saiz, de Opel

CUADRO DE HONOR:

Premios AERO Radio Online 2014

-Mejor programa: Babyradio
-Mejor desarrollo Online de emisoras OM/FM: Aragón Radio

-Mejor Trayectoria: Joaquín Guzmán
-Mejor Comunicador: Fernando Berlín
-Mejor Innovación: Tea FM
-Mejor Tecnología: Flumotion Service SA
-Mejor Campaña Online: San Miguel
-Mejor Agencia: Isobar
-Mejor Anunciante del Año: Opel
-Accésit Premio Especial: Javier Gallego
-Mención Especial: Elisa Escobedo
-Premio Especial AERO: Iñaki Gabilondo


Los chicos de Babyradio han sido los primeros en subir al escenario, después de que Nacho Gallego ha leído su nombre en el tarjetón de los premiados. Lo que empezó siendo una aventura modesta, ha ido cobrando cuerpo y sumando seguidores. Hoy, esta emisora online cubre un segmento que la radio analógica no debería haber abandonado como lo ha hecho, aunque solo sea por egoísmo. No cuidar a los niños en la radio suponía olvidarles premeditadamente como futuros oyentes. ¡Qué gran error!

Ambiente de la Gala, durante la intervención de Chema García Lastra
La directora de Aragón Radio, Rosa Pellicero, estaba exultante en el escenario, recogiendo su premio, “gracias, solo puedo decir gracias, mil gracias”. Y está bien premiar el esfuerzo que se hace por la radio online, no solo en Madrid o Barcelona, sino también en otras cadenas de radio cuya labor está siendo modélica, más si proviene de un medio público como es éste. Aragón ha estado presente en esta gala de los Premios AERO por partida doble, porque minutos después recogía su premio a la Innovación TEA FM, cuyo coordinador, el histórico Chusé Fernández no ha podido venir por encontrarse en la Bienal de Radio de México (¡qué suerte!). Sus compañeros han agradecido el premio otorgado a sus esfuerzos.
Intervención
de Javier Gallego

De Joaquín Guzmán, ¡qué decir a estas alturas! Igual que de Fernando Berlín, o Javier Gallego, premiados en diferentes modalidades. El encuentro con ellos ha sido, como siempre, feliz, emotivo y entrañable. Guzmán ha utilizado una metáfora taurina para agradecer su premio: “a los de la radio nos pasa como a los toreros que, pese a las cornadas, siempre quieren volver a salir al ruedo”. Los premios a veces cumplen una función balsámica contra los sinsabores del camino y el zigzagueo tozudo a que nos fuerza el destino.

Gallego, que ha recibido un Accésit, reconocía, con humor, arrancando un aplauso espontáneo del público, que “cada vez que me echan de un sitio recibo un premio”. Ha reconocido que “no lo esperaba”, porque han pasado las tres modalidades en las que competía, y no ha recibido ningún trofeo de AERO. Sin embargo, la Asociación organizadora ha querido recompensar su esfuerzo con “Carne Cruda 2.0” con este accésit, muy celebrado en la sala.

Chema Gª Lastra con los profesores de la
 UPSA Chelo Sánchez y Luis Miguel Pedrero
Fernando Berlín ha agradecido el premio, reconociendo que “no me lo esperaba”, porque los competidores eran muy duros. “Hay mucha gente aquí que admiro y respeto profundamente” –ha dicho Berlín, en alusión a los asistentes a la gala, lo más granado del oficio. No hay que olvidar que Fernando Berlín, con Radiocable, fue un auténtico pionero de la radio online en España. El premiado recordaba cómo fueron sus modestos comienzos, con una mesa de sonido rudimentaria, pero llegando “al mundo” con sus contenidos, algo inaudito hasta entonces. 


La intervención de Chema Gª Lastra

El vicepresidente de AERO ha dado la bienvenida a todos los presentes, al comienzo del acto: “Bienvenidos a la fiesta de la Radio Online”. Ha comenzado su intervención recordando a una persona muy especial en esta asociación, Elisa Escobedo, que no ha podido estar presente por un problema de salud. “Ha sido, es y será impulsora de este nuevo escenario digital de la Radio”.

Tras hacer un repaso de algunos de los hitos históricos de la radio más sobresalientes, Chema Gª Lastra ha recordado que hoy “la radio es un medio multicanal, cada día más complejo, en el que el audio sigue siendo el gran protagonista”. Y este nuevo soporte, ha dicho, “engancha a jóvenes de nuevo a la Radio, rejuvenecida, actualizada y puesta al día gracias a estos nuevos canales”.

Las cifras son contundentes, por si alguien no se había dado cuenta: “En España hay más de 27 millones de personas que viven OnLine. De ellos así el 40% dicen oír RadioOnline. Es decir hay casi 11 millones de personas en España que oyen Radio en los nuevos canales”.

El vicepresidente de AERO ha reconocido que esta institución necesita crecer para ser más fuerte en la defensa de este nuevo soporte difusor de la radio del siglo XXI: “Queremos y necesitamos ser cada día más fuertes. Por eso necesitamos el apoyo de los operadores tradicionales de Radio, las radios privadas y las radios públicas (…) Pero también esperamos a las pequeñas radios online que emiten para su barrio, su ciudad o para todo el mundo. Todos ellos serán bienvenidos en AERO”.

Y Chema Gª Lastra ha concluido: “Hoy estamos un poco más cerca de ese éxito con la compañía de todos vosotros. La Radio crece y AERO pone vitaminas para ese crecimiento”.


La profesión ha arropado con entusiasmo esta convocatoria de premios. Javier Manzano, “El Charolito”, hablaba en Twitter de “la familia”, y es cierto, lo somos. Manzano ha compartido mesa con los profesores de la UPSA, Luis Miguel Pedrero y Chelo Sánchez, que han viajado ex profeso desde Salamanca para acudir a la gala, y se han vuelto de inmediato a la capital charra, “porque mañana tenemos clase”. Muy de agradecer.

Otro punto de vista del 'selfie' de los premiados
He saludado también a Fernando Carruesco, padre del World Radio Challenge, que puso en el mapa de la radio online a nuestro país hace unos meses. A mi equipo -sigue siéndolo-, de “MorninGlory”, el programa de radio online de Mediaset, con un Álvaro de la Lama muy elegante, no solo en el aspecto físico, sino también en el personal, porque se ha acercado a felicitar a Fernando Berlín, su contrincante en la terna de finalistas al premio de ‘Mejor Comunicador’.

Saludé también a José Luis Pastor, directivo ahora de Cope, que me fichó en Punto Radio; a Beatriz Cobo, máxima responsable de Irradia, que se ha acercado a saludarme y a pedirme que me acordara de ella en este blog. Aquí queda, y ya hablaremos más; a Javier Rueda, de Radio 3W, que está haciendo también un gran esfuerzo por dotar de contenidos radiofónicos interesantes la red; a mi buen amigo Fernando Chulilla, director general de “Taller de Radio”, y excompañero en Prisa Radio, el “duro negociador” como le ha definido Juanma Ortega al presentarle; Eugenio González Ladrón de Guevara, subdirector de formación del Instituto de RTVE, con quien me unen orígenes geográficos consortes; Gregorio Ramón Carrera, director de emisoras y Expansión de EsRadio.

Isobar recogiendo su premio AERO
Y me ha hecho especial ilusión también saludar a Jorge Maldonado y Eva López, excompañeros técnicos de Punto Radio que decidieron montarse por su cuenta un estudio de radio -Goodit.es- y están satisfechos con la reacción del mercado. Tanto es así que van a grabar los programas de “Carne Cruda 2.0” con Javier Gallego. Miguel Ángel Guijarro, Fran Sánchez, Nacho Montero, Víctor Blanco, Alfonso Ruiz de Assín, Raúl Domingo, José Andrés Gabardo (prócer del EGM), Rocío Echevarria, Carolina Badía, Nicolas Moulard, etc., perdonad mi memoria… todos buenos amigos, y grandes profesionales.

Pero no quería dejar de nombrar a los premiados procedentes del ámbito comercial, esos que, como periodistas que somos, especialistas en contenidos, no valoramos lo suficiente. Por parte de Opel, ha acudido a recoger su premio su máximo responsable de comunicación, Fernando Saiz, lo que resulta de agradecer. San Miguel e Isobar han sido otros de los premiados en esta categoría. Gracias a todos ellos por confiar en la radio online y en apoyar su crecimiento, de manera tan decidida.

Jaoquín Guzmán
En definitiva, esta gran fiesta de la radio, como la definía Chema Gª Lastra ha sido un éxito porque la gente del oficio ha querido que así sea. Y mi último recuerdo, y agradecimiento, va para la persona a la que se le ocurrió poner en marcha estos premios en su cabeza: Elisa Escobedo, que ha recibido esta noche una Mención Especial. Gracias Elisa por dejarme compartir esta noche tan llena de emoción, algo tan propio de la radio, por cierto.