jueves, 18 de septiembre de 2014

Entrevista a Javier Gallego (y II)

Director de “carnecruda.es”

“Mi deseo es hacer una radio online que recupere la pasión y el atrevimiento que ha perdido la radio tradicional”

Javier Gallego participa de la radio bien hecha, en la
que el guión -el buen guión- es la columna vertebral
Continúa…

-En tu aventura en solitario, en http://www.carnecruda.es/, vas a recurrir a una fórmula de autofinanciación, gracias a los oyentes, y al crowdfunding. ¿Puedes contarnos el proyecto? ¿De alguna forma te vas a convertir en un ‘radiofonista callejero’, siempre dispuesto a agradecer la moneda que cae en el sombrero?

Radiofonista callejero me gusta! A la radio le falta calle. Pero aunque estemos pidiendo ayuda, tampoco creo que nos convirtamos en titiriteros de quien nos paga como no lo éramos antes. La gente ha puesto dinero precisamente porque cree en nuestra independencia, sabe que somos gente que no se deja comprar como creo que hemos demostrado. Ellos son los productores pero nosotros dirigimos la película.

-¿Mucha responsabilidad encima?

-¡Y tanto, Gorka! Genera sin duda una gran responsabilidad hacia el oyente saber que ha puesto su dinero para que tú puedas trabajar, pero esa responsabilidad, sinceramente, ya la teníamos antes. Ahora, si cabe, extremaremos las precauciones para hacer el mejor programa que seamos capaces de realizar. El proyecto se puso en marcha el pasado martes 9 de septiembre y fue una propuesta que hicieron los propios oyentes cuando salimos de RNE.

-¿Era un viejo proyecto?

Javier Gallego ha perdido en estabilidad
pero ha ganado en independencia
-Sí, Pero entonces se cruzó la oferta de la SER y decidimos probar suerte. No ha salido como esperábamos así que hemos retomado la idea.

-¿Y ahora os habéis lanzado al crowdfunding?

-Hemos creado una plataforma de suscripción con la idea de que el programa pueda durar no una sino más temporadas y la verdad es que ha ido estupendamente.

-Sí, he visto las cifras en http://www.carnecruda.es/

-En solo tres días hemos conseguido casi 40.000 euros que es el presupuesto que nos hemos puesto para hacer un programa semanal durante diez meses. Si conseguimos más, haremos más. Otra cosa no, pero tenemos una comunidad de oyentes que nos da la vida, literalmente. Se movilizaron cuando quitaron el programa de Radio 3, incluso se manifestaron delante de la puerta de la Casa de la Radio y ahora se han movilizado para que el programa vuelva. Somos un programa humilde pero millonarios en oyentes.

-Tengo entendido que www.eldiario.es también está interesado en acompañarte en esta nueva aventura. Ya colaborabas antes en él. ¿De qué manera se va a producir? ¿No crees que todo aquel que quiera acompañarte es susceptible de verse contaminado por la incomodidad que provocas en el poder?

Imagen de un momento de "Carne Cruda" en RNE
-Sí, el www.eldiario.es es nuestra nueva casa. Sé que de aquí ya no vendrán a desahuciarnos porque son un medio independiente. También tienen lectores que son socios y eso les permite no depender solo de los anunciantes. Nosotros estamos dispuestos igualmente a buscar publicidad siempre que no interfiera en nuestros contenidos. El diario.es nos ayudará en esa búsqueda de patrocinios y anuncios y ha puesto su redacción, redactores, medios de producción a nuestra disposición. Son un altavoz para nosotros porque es un medio cada vez más leído y seguido, además, por un público afín al nuestro. La verdad es que no creo que el diario.es se vea afectado negativamente por tenernos bajo su manto porque tienen una línea editorial muy similar a la nuestra, de hecho, por eso yo soy colaborador desde antes de hacer el programa con ellos.

-¿Qué puede –y debe- hacer el periodismo frente a los tentáculos del poder?

-Tratar de evitar por todos los medios que esos tentáculos le atrapen, le ahoguen, le engatusen. El poder, a distancia, es una trampa para la profesión. Y si viene a por ti, tinta, mucha tinta, que es lo que tenemos los periodistas para defendernos. Y ahora también tenemos a lectores y oyentes que defienden nuestra parcela de independencia. Nosotros tenemos también tentáculos, la gente, que son muchos más.

-¿Qué calendario tenéis previsto para esta nueva aventura de “Carne Cruda.es”?

-Tenemos previsto empezar a emitir y colgar podcasts el miércoles 1 de octubre y hacer un programa cada miércoles. De momento. Y si conseguimos más financiación, pues más radio. ¡Vamos a infectar la red de radio radiactiva!

Javier Gallego, en una fotografía de Guadalupe
 de la Vallina, de la revista digital Jot Down
-¿Cómo te gustaría verte, con tu proyecto online, el año que viene por estas fechas: comenzando una segunda temporada, con el apoyo de la audiencia, siendo tu propio jefe?

-En primer lugar me conformaría con no tener que hacer las maletas de nuevo. Nos merecemos un descanso, una estabilidad. Espero que hagamos una buena temporada de radio online para que nuestros productores y oyentes vuelvan a confiar en nosotros. 

-¿Y si te pones a soñar, que es gratis?

-Pues, puestos a soñar, me encantaría que pudiéramos hacer un programa diario, como cuando empezamos en Radio 3, en nuestro propio estudio de radio porque ahora estaremos de alquiler para empezar. Pero ojalá el proyecto crezca y pudiéramos montar una radio de actualidad, información y entretenimiento, con otros programas y voces que deberían estar haciendo radio y no han encontrado un hueco después de las purgas y los ERES.

-Permíteme que comparta el sueño.

-Mi deseo es hacer una emisora online que ocupe el espacio social y político que han dejado libre las radios convencionales y que recupere la pasión y el atrevimiento que creo que ha perdido la radio tradicional en gran parte. 

Compartimos Javier y yo el amor por el radioteatro,
que han recuperado la SER y, sobre todo, RNE
-Para terminar, dos cosas: una primera, la invitación a tus oyentes, para que apoyen “Carne Cruda” y de qué forma pueden hacerlo…

-A nuestros oyentes les invito a ser los primeros productores de un magacine de radio en España, que sean los primeros dueños de un programa, de un espacio de libertad en el que suenan voces inquietas, heterodoxas, disidentes, estimulantes, agitadoras y a contracorriente. En otros países hay ejemplos, pero aquí creo que no hay una experiencia parecida de un programa de estas características mantenido por sus oyentes y resucitado por ellos. A los que ya han colaborado les agradezco que le hayan llevado la contraria a quienes han intentado que nos callemos. Les agradezco que hayan demostrado que podemos montárnoslo por nuestra cuenta, a nuestro aire y a nuestra bola. Nos han quitado los micros y nos hemos buscado otros. Si nos quitan el espacio, pues nos creamos uno. Que no quieren que sonemos en la radio, hacemos radio libre. No les necesitamos. Nos sobramos y bastamos para hacer radio.

-Y la segunda, completa la frase: “La radio es para mí…”.

-La radio que para mí es, como la imaginación, un espacio sin puertas, muros ni límites.


49.613,10 euros

En el momento de cerrar esta entrevista, en carnecruda.es puede leerse la recaudación lograda a través del crowdfunding (micromecenazgo) entre sus oyentes y seguidores, que asciende a 49.613.10 euros, lo que confirma, a fecha de hoy, que Javier Gallego y su equipo grabarán (de momento) un programa semanal, que se emitirá en formato de podcast a través de su propia página, alojada en El diario.es.

martes, 16 de septiembre de 2014

Entrevista a Javier Gallego (I)

Director de “carnecruda.es”

“La función del periodista es cuestionar a la sociedad en la que vive, empezando por sí mismo”

Mi memoria, más voluntarista que infalible, sitúa a Javier Gallego a finales de los noventa, en la SER. Llegó en una magnífica hornada, junto con Toni Garrido y Celia Montalbán. Yo, que había conocido, y trabajado, años atrás, con Toni, sabía que quien le acompañara tenía que participar en su mismo club de la creatividad radiofónica y tener su misma madera inconformista con la radio imperante. No me equivoqué. ¡Tampoco la apuesta era tan arriesgada! Javier demostró, allá donde trabajó (“De nueve a nueve y media”, “No somos nadie”, etc.) que su inquietud por este oficio le llevaba a circular por caminos complicados, no exentos de riesgo. Caminos que le conducían a veces a la brillantez, las más; y a veces al exceso, a la polémica, nunca a la indiferencia. Ha practicado esta misma filosofía durante toda su vida profesional y se ha llevado varios palos que le han hecho crecer aún más, tal vez por esa frase que dice “los profesionales de éxito son, ante todo, profesionales del fracaso”. De RNE le echaron. Y con su salida, prácticamente, le llegó el Ondas que le concedió Prisa Radio en 2012. Al mismo tiempo, la SER le fichó pero, y ahora se confirma con los hechos, más llevada por la pelea política que realmente por su convencimiento en el producto: “Carne Cruda”, un programa de sátira política, casi siempre despiadado en la crítica y rotundo en los planteamientos, que relegaron a su página web. Ahora, también fuera de la cadena de Prisa, ha decidido subirse al carro de la radio online y encabezar su propio proyecto. “Carne Cruda 2.0” ha muerto, señores; pero ha nacido “Carnecruda.es, la república independiente de la radio”.
  







-De nuevo estás de mudanza con ‘Carne Cruda’, Javier. De Radio 3 (RNE) a SER.com y ahora, decidido a emprender la aventura en solitario. ¿Qué reflexión te haces a estas alturas de la película?

-Es una peli de acción y de tiros en la que está siendo difícil sobrevivir. Parece claro que vivimos malos tiempos para la libertad de prensa en España que nunca ha gozado de muy buena salud pero que hoy está para que la hospitalicen. Con la crisis empresarial de los medios, el periodismo se ha quedado en manos de bancos, fondos de inversión, grandes empresas o partidos de gobierno que no llevan bien la crítica desde dentro y mucho menos en un momento en el que están en la diana de una gran parte del público que les hace responsables de la situación del país y con razón. En ese territorio comanche, es difícil ejercer el periodismo con libertad y mucho menos el periodismo crítico.

-Pero sin embargo, hay compañeros nuestros que sí mantienen la crítica al poder…

Imagen de su tiempo en la SER, junto al periodista
Eugenio García Gascón, en octubre de 2013
(Foto Mikel Ayestarán)
-Creo que algunos lo hacen con más habilidad que yo, más mano izquierda, quizá en mi caso voy demasiado de frente y eso me ha costado ya dos trabajos y no pocos disgustos. Pero la reflexión que hago es, sin embargo, positiva: al mal tiempo, muchos periodistas le están poniendo mejor periodismo.

-¿El periodismo, ante estas nuevas circunstancias, está también espabilando a muchos?

-¡Sin duda! Creo que nos ha comprometido con la profesión y al margen de los grandes medios, están surgiendo iniciativas periodísticas más independientes y muy estimulantes. Parafraseando a Golpes Bajos, son malos tiempos para la libertad de prensa y sin embargo buenos tiempos para el periodismo libre.

-En alguna de las entrevistas que te han hecho he podido leer una brillante frase tuya en la que decías que “el periodismo no tiene que ser el cuarto poder, sino el contrapoder”. ¿Quién juega con fuego termina por quemarse, sobre todo si el lanzallamas es muy potente…?

-Si me preguntas si me he quemado por intentar pelear contra el lanzallamas, no. Me he chamuscado sí, pero no estoy quemado. Al contrario, el conflicto me enciende. Creo que el que se quema es el periodismo que se queda hipnotizado con esa llama tan sugerente para algunos que es el poder. Se quema y no hace más que humo y cada vez hay más gente que se da cuenta de cuando le están intentando vender humo. En ese sentido digo que el periodismo no debe ser un poder más.

-¿La proximidad, la convivencia, con el poder puede restar independencia?

Una de las imágenes de promoción de "Carne Cruda"
que protagonizó Javier Gallego
-Desde luego. Cuando esta profesión se sube ahí arriba con los jerifaltes y hace migas con ellos, pierde la cercanía con la calle por un lado y, por otro, la distancia necesaria para juzgar con rigor a la clase dirigente, a la que no me negarás Gorka que hay que atar en corto porque si no, se desmadran. Es una obviedad que, sin embargo, hay que repetir: el periodismo debe servir al ciudadano, no al poderoso. Es un servicio público y la información veraz, un derecho constitucional. El periodista es el interlocutor, el enviado, que tiene la sociedad para controlar y certificar que quien manda no se exceda en el uso de su poder. Entre otras funciones, el periodismo es una auditoría de los poderes públicos y privados. Creo que no se le da la suficiente importancia a esto que es una de las bases de una democracia.

-¿Terminaste siendo incómodo para RNE, con el PP detrás, y has vuelto a ser incómodo en una SER algo descafeinada de la izquierda y acomodaticia? ¿Ahora, cómo te planteas la aventura: pretendes ser incómodo sólo con el poder? ¿Te dejarán?

-Como te decía, creo que el periodismo no debe resultar cómodo porque el periodismo es pregunta, es un cuestionamiento de la realidad y todo lo que cuestiona la realidad, lo que interrumpe la inercia, lo que pone en tela de juicio el orden cotidiano, incomoda. Y creo que eso está también en el ADN del periodismo. Preguntar. Dudar. No dar nada por hecho.

-¿Y tu forma de concebir el periodismo es, entonces, generar incomodidad?

De su tiempo en RNE. Javier es un tipo
 polifacético, escritor y músico, además de periodista
-No, te matizo. Dicho esto, no es mi intención ir generando incomodidad allí donde voy pero es que vivimos una época en la que muchos ciudadanos sufren muchas incomodidades por culpa de decisiones políticas y empresariales que son muy injustas con la mayoría y creo que eso hay que denunciarlo aunque no guste al gobernante o empresario de turno. El periodista tiene que correr ciertos riesgos. También para nosotros tiene que haber una cierta incomodidad porque si no, haremos periodismo de carril, acomodaticio.

-A ti no te han dejado ser incómodo en los medios tradicionales..

-…cierto, pero ahora voy a hacer el programa con la financiación de la audiencia así que ya no sé cómo van a evitar que diga lo que pienso. Por otro lado, no es solo al poder al que debes resultarle incómodo. Creo que también es una función del periodista cuestionar a la sociedad en la que vive, empezando por sí mismo.

-¿La autocrítica?

-¡Exacto! Ninguno tenemos la verdad absoluta y a los periodistas nos viene muy bien cuando nos rebaten y nos obligan a repensar. Yo tengo debates muy encendidos en las redes que me han hecho cambiar puntos de vista y eso es sano, creo. A todo esto parece que vivo la profesión como una incomodidad y no es así. Pero sí que pienso que no debe acomodarse. Me gusta que tenga tensión, sorpresa, imprevistos.

-¿Dónde te pones los límites de la crítica con “Carne Cruda”? ¿Qué respondes a las voces que te acusan de extremista y demagogo? ¿O de sermonear, lo mismo que criticas de otros…?

-Los límites los ponen la ley y la buena educación. Creo no haber caído nunca en el insulto. Es cierto que he hecho sátira y la sátira es despiadada. La sátira es cruel, dura, borde. Si no, es inofensiva. Se bordea la falta de respeto y alguna vez es posible que yo haya rebasado esa línea. He discutido sobre esto con algún oyente y en ocasiones no me ha importado reconocer el error. Pero también es verdad que a los ciudadanos nos faltan también mucho el respeto últimamente nuestros presuntos representantes y como dice Lucio Urtubia, un anarquista admirable al que entrevisté en la radio, no se puede respetar a quien no te respeta.

Imagen de su tiempo en RNE, junto a otro
gran valor de la radio española: Ángel Carmona
-¿Si puedes elegir, eliges una crítica más elegante, o la más burda?

-Soy de los que piensa que la crítica es más efectiva cuando es menos histriónica y más afinada. Es a lo que yo aspiro aunque probablemente me quedan años y puede que por eso haya gente que me acusa de extremista y demagogo. Puede ser que algunos argumentos que he utilizado lo hayan sido, aunque no conscientemente, pero también creo que parece extremista lo que digo porque la realidad en nuestro país es extrema. Lo es para mucha gente que lo está pasando muy mal, que lo ha perdido todo o casi todo, y lo es porque tenemos una clase política con comportamientos extremadamente inmorales. Creo que no es demagogia denunciarlo. A algunos les puede parecer que sermoneo y seguro que no estoy libre de pecado, pero siempre he estado abierto a discutir lo que pienso con quienes opinan distinto a mí. Me gusta hablar claro, crudo, precisamente para abrir debates, no para cerrarlos.

Continúa…

jueves, 11 de septiembre de 2014

La carrera online de la radio se va despejando, ¿o no?

Tener enfrente a José Antonio Abellán y escuchar de su voz, personalmente, todo lo que he recogido en las tres entregas inmediatamente anteriores, fue un auténtico lujo, una invitación que agradecí sobremanera y que, como a muchos de los lectores de este blog, me abrió los ojos en algunos de los temas abordados.

La nueva 'Jungla' de Abellán, que regresa, acorde
 con los tiempos. En la foto con Luis Piedrahita
Abellán se ha sumergido en una aventura hasta cierto punto impredecible, no sólo por la propia evolución del medio radiofónico hacia el nuevo entorno online, sino por la propia evolución de la radio en general. En nuestro contexto, hay pocas certezas a estas alturas de la película. Hay obviedades, marcadas por la experiencia y la perspectiva histórica, como quienes vaticinaban la inminente muerte de las ondas medias, pero se equivocaron en los plazos. Resulta evidente, en cualquier caso, que el camino de la OM empieza a oler a cadáver, pero un millón sobrado de oyentes sigue siendo una cifra importante (aunque habría que analizar fríamente el coste por oyente).

A la FM le queda mucho más. Personalmente no creo en la muerte de la frecuencia modulada, porque en muchos casos supondría condenar a la marginalidad a millones de oyentes, acostumbrados –y apegados- a sus receptores de FM, en los que la calidad del sonido, dicho sea de paso, (a diferencia de las OM) es mucho más que razonable. La fortaleza de la actual industria radiofónica se encuentra, es mucho más que evidente, en el dial analógico. De hecho, el propio Abellán, superado el debate interno en torno a la coherencia/incoherencia con su apuesta online emprendida por Radio4G.com, se acaba de subir al escenario analógico, para difundir más y mejor su oferta de RadioSigloXXI.com.

Todavía no se han publicitado lo suficiente
 los receptores de radio online.
En EE.UU. se llegaron a regalar
En este sentido, hay un indudable aspecto que beneficia a la radio online frente a la radio tradicional, o analógica: el target. Los más jóvenes, nativos de internet, encuentran en la red su ámbito natural de movimiento. En este marco, la radio es una oferta más de lo que pueden encontrar ahí. Se acercan a ella, igual que compran una canción, se bajan una app o chatean con los amigos. Podría llegar a afirmarse que la FM terminará, al igual que la OM, siendo una banda de recepción de radio residual, asociada a las generaciones de mayor edad. La batalla de la cobertura, en la que ganaba la OM antiguamente, se superó gracias a una red mucho más tupida (y costosa) de emisoras de FM. Pero la radio online tiene cobertura global (y mucho más barata), allá donde exista un cable telefónico, muy pronto de fibra óptica.

Y no nos olvidemos de otro aspecto, que también he comentado, con la proyección que merece, en este blog: la digitalización terrestre. El fracasado DAB, no quiere decir que se haya olvidado el tema para siempre. De hecho, Europa, que ahora sí parece caminar unida en esta carrera hacia la digitalización de la radio, ya está trabajando en el formato DAB+, que mejora y multiplica la capacidad de múltiplex de la DAB. Alemania es uno de los países que lidera ahora mismo esta tecnología que, tarde o temprano, llegará a España. La digitalización terrestre es la única que podría justificar, si existiera un parangón con el paisaje de radiodifusores analógico, el temido apagón analógico que sí se produjo con la llegada de la TDT.

Pero, según afirma, Abellán se ha subido al carro analógico sin asumir ninguno de los costes –de los altos costes- que supone mantener una estructura similar a la de las grandes cadenas radiofónicas españolas, como al SER, la Cope u Onda Cero, por no hablar de RNE, en las que los costes fijos de centros emisores, alquileres, consumos eléctricos, seguros, personal de emisoras, etc., todos aquellos derivados de sus potentes redes de emisoras, podrían convertirse, a medio plazo, en el gran lastre de sus cuentas de resultados.

'Yu, no te pierdas nada' es uno de los mejores
ejemplos de innovación en radio-TV online
Esta circunstancia, cifrada, a vuela pluma, en varias decenas de millones de euros, está agravando la viabilidad de las cadenas analógicas, y también su atractivo como inversión a medio y largo plazo. Cuando se habló de que Mediaset estudiaba la compra de la SER, la cadena radiofónica de Prisa, estoy seguro de que esta circunstancia resultó fundamental en la toma de decisiones. Al parecer, la operación, si existió, se desestimó. Una compra de activos de esta envergadura, sin demasiada luz al fondo, podía constituir una aventura peligrosa. No es extraño, por tanto, que las grandes cadenas empiecen a desprenderse de sus postes más costosos, donde la OM ocupa un lugar más que destacado en los gastos.

La radio online será mejor negocio. Y hablo en futuro, porque, hoy por hoy, el negocio sigue estando en el escenario analógico. Por eso es valiente y corajuda la decisión de Abellán impulsando su nuevo proyecto. Porque, hoy por hoy, el mercado de la publicidad –el sostenedor de la radio en España, donde no existe ‘radio de pago’, como en otros países- se encuentra centralizado en la radio tradicional. Que se lo digan a AERO, la Asociación Española de Radio Online, cuyos miembros se han convertido en unos apóstoles de ¿lo imposible?, a los que ni siquiera la contundencia de las cifras millonarias de oyentes reconocidos por la propia AIMC (responsable del EGM), y que hablan de más de once millones de oyentes, le sirven para atraer inversiones.

Hay algunas ‘claves’ subrayadas por Abellán en su entrevista que se me antojan decisivas en la carrera de la radio online: por un lado, la decisión de la plataforma tecnológica, que encabeza el gigante Samsung, de liquidar la producción de radios analógicas, lo que supondría un auténtico varapalo, si no herida de muerte, a la radio analógica. Si la radio online tiene un evidente problema de cobertura y receptores, si invertimos este caso, la radio analógica se enfrentaría a muy serios problemas si no encontrara receptores que sustituyeran a los averiados. En este mismo sentido, esa misma plataforma, con Samsung y Sony al frente, ya ha comenzado a eliminar de sus smartphones los sintonizadores de radio analógicos, lo que reduce la posibilidad de la escucha de radio a su versión online. Otra herida de muerte.

Ford fue la única marca de coches con stand propio
en el pasado Mobile World Congress, donde mostró
sus esfuerzos por integrar sistemas de comunicación
de sus coches con los smartphones
Abellán prosigue su visión de futuro apuntando a una medida que creo decisiva, determinante, en el éxito de la radio online. El ex DJ de ‘Los 40 principales’ apuesta por un gran acuerdo entre operadores y radiodifusores, con aquiescencia de los gobiernos, que concluyera con la gratuidad de la radio online escuchada en los smartphones.  

Escuchar radio online no supondría consumo de datos. El propio Abellán reconoce que sobre los días 18 ó 19 de cada vez disminuyen sus oyentes, porque ya han agotado su cuenta de transferencia de datos. De ahí que el mayor consumo de radio online en España elige mayoritariamente el wifi como modo de conexión. La medida, que empieza a extenderse en el sector, sería muy positiva, no sólo para los radiodifusores y sus audiencias, sino también para las propias operadoras, porque generarían más ventas de terminales con la radio –un servicio esencial- ofrecida en un paquete gratuito de app. El consumo de datos vendría por otro lado. Pero la radio sería un cebo. Un buen cebo, ¡qué duda cabe!

Y otro aspecto decisivo para solucionar el gran problema de la difusión de la radio online: los coches. La app. puesta en marcha por Apple para sus iPhones, conocida como CarPlay, y a la que se refiere Abellán en su entrevista, es un paso más –y por aquí van a ir los esfuerzos- hacia la integración de la radio online –y por extensión de la internet- en las modernas pantallas de los vehículos de nueva fabricación. Cierto es que esto plantea un problema de accesibilidad de la tecnología, y por tanto lo limita. Hablamos de coches nuevos, y de una cierta gama y prestaciones. Es posible que tarde, pero muchas marcas ya lo están ofreciendo como equipamiento de oferta.

Un monitor de Radio Web alemán, de 2013,
 que sintoniza casi 3.000 emisoras online. 
Por último, difiero con Abellán en un aspecto que considero imprescindible tratándose de radio online, me refiero a la web. Como él mismo señala, hay emisoras online en EE.UU. que ya no disponen de web propia. Con solo alojar su player en un agregador como el de Radio4G.com tienen más que suficiente. Me parece una opción, como otra cualquiera. Pero entiendo que esa emisora, como le ocurre al nuevo negocio de Abellán, está desaprovechando recursos.

Pienso que las webs no dejan de ser escaparates de un producto o un servicio, sea éste una fábrica de turrones, un supermercado online o una radio. Y quien navega por internet y está buscando una determinada marca, sea cual sea su naturaleza, desea encontrar una web que responda a sus expectativas de calidad, credibilidad, confianza y seriedad. En definitiva, utilizando términos de márketing, estoy hablando de branding (marca). Construir una marca lleva su tiempo. La estética de una web forma parte de ese juego.

Y no olvidemos otro aspecto sustancial relativo a la necesaria utilización de una web: su configuración como soporte comercial o herramienta publicitaria. Una web puede contener audio y video, además de texto e imágenes. ¿Por qué rehusar a este magnífico soporte? Las firmas comerciales, cada vez más, piden multisoportes. Una misma marca puede anunciarse, o patrocinar, un espacio de radio (audio) y en la web, al mismo tiempo, mostrar un video o la imagen de su campaña. Cadena Dial es radio, pero dispone de una web muy atractiva con publicidad en diferentes formatos.

Las webs como complemento de la radio online
Es cierto, y esto lo puedo compartir con Abellán, que una web de radio debe ‘vender’ radio, y hay que poner los medios para que éste sea el objetivo. Pero establecida la prioridad, no podemos –ni debemos- desaprovechar opciones y soportes. Todo es bueno para hacer caja.

En cualquier caso, apuestas como la de José Antonio Abellán siempre serán bienvenidas en un escenario como éste en que se intenta empujar entre todos a la radio online.

martes, 9 de septiembre de 2014

Entrevista a José Antonio Abellán (y III)

“Hay miedo a cambiar el EGM por si salen todos mal parados”

Abellán necesita tener gente joven
 a su alrededor para sentirse joven
Continúa…

-Hablas del target al que te diriges, de 18 a 35 años, ¿cómo te sientes tú personalmente haciendo radio para esos oyentes?

-Perfectamente, por mil razones. Es el target al que me he dirigido siempre, sobre el que más he estudiado y me rodeo de gente joven. Quitando a Alfonso Rojo, soy el más mayor de los que estamos aquí. Y luego tengo a mis hijos muy cerca de los que chupo mucho. La persona de la que estoy chupando más ahora mismo es de mi hija pequeña y te lo digo muy en serio. En cuanto a productos radiofónicos que estamos trabajando y que vamos a lanzar, prácticamente toda la información está surgiendo de ella. Me siento muy cómodo. Y además, yo tengo la necesidad física y mental de contar con gente joven a mi alrededor.

-Naces con una apuesta por la radio online y, sin embargo, al poco tiempo, se te presentan ofertas para emitir también por analógico.

-Sí, además no te exagero nada, a los dos o tres días de la puesta en marcha de Radio Siglo XXI. Me llamó un empresario de Murcia, en concreto, y me dijo que quería que su poste analógico emitiera mi producto. A mí me pareció, en aquel momento, una contradicción, porque mi apuesta, como dices, era la radio online y a los dos o tres primeros les dije que no. Pero, bueno, debatimos el tema, lo valoramos, al fin y al cabo, qué más da que estemos en internet o en FM. Sí te digo que yo no he llamado a nadie, ni me he asociado con empresarios locales siguiendo el modelo de las grandes cadenas con sus emisoras asociadas. Ahí está el producto y el que quiera que lo coja.

-¡Y os fue muy bien esa apertura, por lo que sé!

Mesa del locutorio principal de Radio 4G.com
-¡Y tanto! Antes del verano estábamos en poco más de cuarenta emisoras. Y cuando vimos el mapa, nos dimos cuenta de la importancia de la cobertura analógica y de que nos faltaba Madrid. Es verdad que hemos tenido bastantes ofertas, pero no me convencía ninguna, porque no eran todo lo transparentes que podían ser. Hasta que surgió este interés mayoritario no le habíamos prestado a este asunto ni cinco minutos. Pero sí es cierto que en el caso de Madrid ha habido voluntad de buscar un buen poste. Y hoy podemos decir que hemos encontrado uno perfectamente legal, que lleva años emitiendo, que es Vaughan Radio, con el que hemos llegado a un acuerdo, y que será la cabecera de la red analógica, que estará formada por unas 50 ó 51 emisoras que ya están con nosotros.

-¿Esto supondrá un cambio en vuestra programación?

-No, es un cambio de las herramientas, que te permiten sumar más difusión.

-Para terminar, hay dos frases tuyas que me han llamado mucho la atención. La primera, “en esta profesión no hay amigos”.

-Es verdad. Amigos, amigos, de los que contar con la mano, es muy difícil que los haya. En la radio, y pasa en el fútbol, y pasa en la banca y pasa en la política. En esta profesión es que no debe haber amigos, además. Me parece muy difícil compaginar la amistad con el trabajo. Cuidado, sí hay casos en los que llegas a la amistad después de muchos años de convivencia. ¿No hay amigos en la radio? No, no los hay, y si los hay yo no he tenido la suerte, o la desgracia, de tenerlos.

Abellán ha ido mostrando a través de su Twitter
 la evolución de las obras de Radio 4G.com
Aquí una parte de la redacción
-¿Y la radio es un mundo endogámico?

-Sí, probablemente, pero igual que la medicina. En la radio, sí, tenemos la enfermedad de que sólo sabemos hablar de esto, porque encima es tan atractivo fuera que cuando quieres hablar de otra cosa te llevan al carril, y todos te piden que le hables del futbolista, del cantante o del político.

-Y el tema del EGM, en el oficio, tú bien lo sabes, es otro de los temas recurrentes. No vamos a hablar de tu polémica historia con el EGM, pero sí quería pedirte una reflexión acerca de otra de tus frases, pronunciadas recientemente. Te referías no a la última oleada, sino a la anterior, cuando decías: “éste es el EGM más raro que he visto nunca: han ganado todos”. ¿De aquí puede deducirse, en tu opinión, una cierta connivencia de todos los socios de la AIMC que financian el EGM, que son los que luego son encuestados?

-No lo sé. Pero, tú llevas toda la vida en esto, Gorka… Cada medio de comunicación ha vendido todos los EGM de la historia en sus respectivos comunicados como si hubiera ganado. Hacen que creas que todos han ganado. Lo de hace un par de oleadas del EGM no es eso. Es que en la primera ola de este año todos ganaron. ¡Y eso es imposible! El próximo 13 de septiembre Real Madrid-Atlético de Madrid. Ganan los dos… Mire usted, no. Habrán empatado, habrá ganado uno u otro, pero ganar los dos, no. Y aquel EGM fue muy raro.

-Es que el EGM siempre recibe críticas de todos… sobre todo desde dentro de los propios medios que lo financian cada trimestre.

-A mí lo que me hace mucha gracia es que, cada vez que sale un EGM, desde el año 2006 en que hicimos aquel estudio, en todos siempre hay alguien que habla de mí: “si ya lo decía Abellán…”. Pero nadie le mete mano. Lo que tienes que plantearte, y preguntar por ahí, ¿por qué si todo el mundo lo sabe, nadie evoluciona?

El autor de este blog con Abellán
en las instalaciones de Radio 4G.com
-¿Y tú qué crees?

-Mira, el EGM que hay en España es el más antiguo del planeta Tierra.

-Pero yo lo que no entiendo, y permíteme que abunde en el tema, es que siendo todos los medios analizados los que pagan religiosamente la realización del EGM a la AIMC, y desde muchos de ellos se oyen voces muy críticas con él, entre ellas las de Carlos Herrera, en Onda Cero, ¿por qué no cambian las cosas?

-Has citado a Carlos, al que adoro, y con el que he hablado mucho de este tema. Yo creo, y se lo he dicho a él, que Carlos (Herrera) debería abanderar este asunto y no digo que esté bien o esté mal, sino que simplemente deberían adoptar una metodología ad hoc con los nuevos tiempos.

-Pero están tardando mucho tiempo en protestar por un producto que ellos pagan y que continuamente critican.

-Te voy a hacer una reflexión absolutamente personal. Yo creo que el miedo que tienen todos es que salgan todos mal parados.

-Pues la radio online puede alterar ese statu quo que refleja el EGM con pequeños cambios entre una oleada y otra.

-La AIMC ha reconocido ya un 56 por ciento de consumo de la radio online en España, ¡cuidado, eh!

-Pero las encuestas del EGM siguen siendo los Santos Evangelios

-…Yo creo que la radio se mide de una manera cualitativa, y uno sabe el ruido que está haciendo. Tengo un amigo comercial que tiene una teoría muy inteligente. Dice, si el EGM fuera la única herramienta, sólo tendría publicidad la SER. Hay una cosa que me pregunto, Gorka, desde que era pequeño. En un país como éste, dividido entre izquierdas y derechas, entre azules y rojos, en atléticos, blaugranas y madridistas, un país con una vehemencia terrible… si tú le cuentas a un americano –y lo he contado en un sinfín de foros- que en un país como éste, con la imagen que tienen de España, las veinticuatro horas del día es líder la misma radio siempre, no se lo cree. Por esta misma regla de tres, la SER debería ser la única cadena que recibiera publicidad. Y no es así. La Cope tiene su nicho. Durante muchos años facturó cifras tan importantes como los más grandes, teniendo tres veces menos oyentes y hacía cinco veces más ruido. Lo del EGM es absurdo.

Las bromas de
'La Jungla'
fueron legendarias
-Siempre lo has dicho, desde aquella historia tuya tan polémica con el EGM de 2006, que citabas.

-Pero fíjate, se me entendió mal. Yo no dije que el EGM estuviera manipulado, ¡todo lo contrario! Dije que estaba mal hecho. Dije que era antiguo. ¡Y era antiguo en 2005! Dije que, mire usted, con los tiempos que corren, y la tecnología que existe, usted no puede ir a hacer una encuesta a un piso séptimo sin ascensor a preguntar qué radio escuchan.

-¿Qué balance te gustaría hacer a 31 de diciembre de 2015?

-Que estuviéramos ya en siete países instalados, que creciéramos lentos pero muy seguros, que tuviéramos el tipo de oyente que queremos tener, que seamos capaces de hacer lo que queremos hacer y que no nos cueste dinero. Nada más que eso.

-Para terminar, te pido que completes esta frase: “La radio es para mí…”

-¡Mi vida! Te contesto rápido. Todo. Absolutamente todo. 


Resumen de la entrevista en audio

El lector que prefiera escuchar la entrevista a leerla, aquí aportamos un resumen en audio de sus declaraciones más destacadas.


jueves, 4 de septiembre de 2014

Entrevista a José Antonio Abellán (II)

“Los consultores me parecen una pérdida de tiempo y de dinero. No creo en ellos”

José Antonio Abellán al frente de Radio
4G.com, su proyecto más ilusionante
Continúa…

-Has citado indirectamente la figura de un oficio que está marcando el modelo y el devenir de casi todas las grandes cadenas de radio de este país, y es la de los consultores. ¿Qué relación has tenido tú con los consultores?

-¡Ninguna! No he conocido ninguno, ni he trabajado con ninguno en mi vida. No creo en ellos. Porque no hay consultores españoles todavía. Y si los hay no tienen referencia mundial. Los que hay son norteamericanos y suecos. Entonces, claro, a mí que me venga un tipo que no sabe qué es una siesta, un tinto de verano, y que no sabe lo que es una terraza a las cinco de la mañana a decirme lo que le tengo que contar a la gente, me parece una pérdida de tiempo y de dinero. Porque además se equivocan.

-¿En qué sentido?

-En el económico. Porque las cadenas cuando piensan en absolutos se equivocan. Porque no se trata de tener un millón de oyentes, sino de tener oyentes que te siguen, que te escuchan y que comulgan contigo. Y se nota en la publicidad. Es alucinante cómo cadenas de un millón y medio de oyentes facturan más que otras de medio millón o cadenas de cuatro millones de oyentes han facturado menos que otras de un millón y medio. Ya no es tanto la cantidad, sino la calidad. Y la fidelidad.

-Desde fuera, parece que el planteamiento de Radio 4G parte de una competencia entre todos los productos. No crees que facilitar que escuchen otras emisoras puede perjudicar tus propios intereses, representados en Radio Siglo XXI?

-¡Todo lo contrario! El producto que hemos creado, y al que le dedicamos todo nuestro tiempo, es Radio 4G.com. Nuestra gran aventura es intentar en dos años, o dos y medio, que todo el mundo de habla hispana escuche radio a través de Radio 4G.com. La que sea: la Cope, la SER, EXA en México, Caracol en Colombia, Mitre en Argentina… Ése es nuestro objetivo número uno. Una vez que tienes construido el garaje, aprovechas y metes tu coche. Y le das una buena plaza. Mi primera ilusión es que Radio 4G.com se convierta en la herramienta para que todo el mundo escuche radio de aquí a dos o tres años.

-Te refieres al mercado de radio hispano…

La música y el deporte han sido elementos inseparables
 a su amor por la radio. En la imagen con Miguel El
Sevilla, actual colaborador de Radio Siglo XXI
-…sí, claro, el que nos han dejado los anglosajones y los franceses. De hecho Radio 4G.com ya ha comenzado a expandirse. Hemos abierto en México hace tres semanas, abriremos Colombia, Perú y Chile en 2014 y continuaremos la expansión. Y luego hemos abierto productos en los que yo creía que había un hueco, experimentamos, porque hemos estado cuatro meses experimentando, y una cadena convencional dentro de Radio 4G.com, que se llama Siglo XXI con la programación que yo creo que le puede satisfacer a un tipo de gente situada entre los 18 y los 35 años.

-El gran escaparate de una radio online es su página web. Imagino que en este sentido estaréis trabajando en enriquecerla un poco más.

-Te cuento secretos de alcoba. Lo que menos me importa hoy es cómo está vestida la muñeca. No le quería dedicar ni un minuto de tiempo. Lo que me gustan son las tripas de la muñeca. La salud de la muñeca. Yo tardo entre 24 y 48 horas en ponerla como yo quiera. Aparte, me gusta cómo está. A ver, dentro del mundo de internet está la web que vende por imagen, porque el soporte que tiene es X y la web que es una herramienta. Yo no persigo que me digan “qué web más bonita tienes”. No, si no se trata de eso. Se trata de que sea fácil, que sea cómoda, que sea simple. ¿Iremos evolucionando en la estética? Sí, pero ahora estamos más volcados en las aplicaciones. Hemos hecho las cosas muy despacio y con mucha cabeza.

-No me refiero tanto a la estética, siendo muy importante, cuanto a la operatividad de la web, y a la accesibilidad de los podcast.

-Te cuento, yo he tenido “problemas” con algunos compañeros dentro de la casa porque tardamos dos meses en disponer de nuestros propios podcast. Y yo les decía: “paciencia, paciencia, paciencia”. Yo te digo ahora: no hay una página en el mundo, en todo el planeta, que tenga el sistema de podcast que tiene Radio 4G.com. Los habrá. Pero mejores no hay ninguno. Para mí la oferta del podcast es imprescindible. La radio bajo demanda es un hecho. Y hay que cubrirla.

Estos son los productos específicos creados por Radio
 4G.com para componer su oferta de radio online
-Estados Unidos es, como bien dices, un referente.

-Y te contaré más cosas de Estados Unidos, cosas que les sorprenden de España. Allí empieza a haber muchas emisoras online que no disponen de página web, porque su player está en un agregador. Ya está en Hard Radio. ¿Para qué me voy a complicar la vida si ya me dan el trabajo hecho? El día que una emisora de radio online se crea que va a dar de comer a sus empleados con usuarios se equivoca. Una radio tiene que tener oyentes. Y si Hard Radio hace el trabajo estupendamente, para qué más trabajo. En Estados Unidos alucinan cuando les dices que más del 60 por ciento de la audiencia de la radio online se escucha a través de las webs de cada emisora.

-Por tanto, escuchando tus palabras, tú te comparas con modelos de webs como Radionomy, o Radioplayer, o TuneIn

-Exacto. Yo quiero oyentes para mis radios. De hecho, yo promociono a la Cope, la SER, Onda Cero… Y estoy encantado.

-¿Y ellos?

-Pues no ha habido ningún problema. Es como si yo a la SER le pongo cien postes más.

-No hace mucho decías que “en 2025 ya no habrá radio analógica”.

-Sí, y ahora pienso que será bastante antes. A raíz de esto que te he contado antes que ocurrió en el Mobile World Congress de Barcelona, el año pasado, cuando Samsung anunció que dejaba de fabricar radios analógicas todo el mundo se puso muy nervioso y me acuerdo que hubo una rueda de prensa en la que alguien de la AIMC dijo que no es para tanto, que a esto le quedan todavía cuatro o cinco años. Si sumamos, estamos hablando del 2018 ó 2019.

-¿La radio analógica morirá?

-Bajará su consumo enormemente. Como ha ocurrido entre la OM y la FM. Pero en una proporción bestial, de 90-10. Eso de la radio por FM, en la que dependes de un poste, carísimo, que además tiene problemas para difundir la señal si tiene una montaña enfrente, eso va a pasar a la historia.

-¿Pero la radio está bien de salud?

Apple ha lanzado una app -CarPlay- por la que pueden
descargarse en el coche las aplicaciones de un iPhone
-¡Está genial! Como decía en 2025 la radio digital estará por encima, en difusión, de la analógica. Pero habrá radio. Y en 3015 también. Y se hará buena radio. Lo que cambia es el método de difusión y en el fondo ¿qué más da?

-Pero en España hay otro problema añadido con las operadoras de las redes de datos y los altos costes de la red.

-¡A mí me lo vas a decir, que en nuestros gráficos de consumo vemos que sobre el 18 ó 19 de cada mes desciende el consumo de Radio 4G.com porque los jóvenes se quedan sin datos!

-¿Esto tiene solución?

-Mi teoría, basada en todo lo que estoy chupando de aquí y de fuera, sobre lo que nos viene encima, es que el 1 de enero del 2017 el mundo occidental va a estar digitalizado. Cualquiera dispondrá de anchos de banda del orden de los 30-35 megas por cabeza. Eso por un lado. Y por el otro está lo que es caro o barato. Yo creo que en productos como la radio se van a generar acuerdos entre operadores y gobiernos para que la radio online sea gratuita. Ya hay sitios, hay app, que son gratis, no generan consumo de datos. Los smartphones están capacitados para discriminar el uso y determinar si debe o no haber coste imputado. Y te lo digo porque he hablado con Vodafone, con Movistar y así me lo han asegurado. Y además es un buen negocio para ellos. Porque les interesa tener en la calle muchos terminales, cuantos más mejor. Luego ya se consumirán datos por otro lado. Pero la radio es un buen reclamo, porque es imprescindible.

-¿Y otro entorno decisivo en la difusión de la radio: el coche? En Estados Unidos ya existe tecnología que integra internet en los coches…

-Sí, desde hace tiempo. Y en España los coches más modernos ya salen de fábrica preparados para conectarse a los móviles. El iPhone por ejemplo tiene ya una app específica, que se llama CarPlay, que permite compartir los recursos del terminal en la pantalla del coche. Esto ya existe.

-¿La radio es el medio que mejor se está adaptando a la red?

-No estoy de acuerdo. Si hablamos de España, yo creo que la radio no está aprovechando la red como debería. Fíjate, en eso los que creo que lo están haciendo mejor son los de la Cope, porque está dando productos alternativos. Hay que crear productos específicos para internet, aparte de que tu programación analógica suene por internet. La SER ha ido por detrás, pero también lo ha hecho bien. Pero hasta hace poco no se han aprovechado mucho.

-Javier del Pino, el director de “A Vivir que son dos días”, en la SER, comentó en una ocasión, que a su regreso de su larga estancia en Estados Unidos como corresponsal, se encontró la misma radio que dejó casi veinte años atrás. No se ha producido ninguna innovación destacable.

En el estudio principal de Radio Siglo XXI,
 junto a Alfonso Rojo y Rosa García Caro
-Totalmente de acuerdo. Yo que he estado en todas las convenciones mundiales de la radio de los años 80, he vivido los tiempos de cuando España era una bandera de liderazgo. En Las Vegas nos preguntaban las novedades del año en formatos. Pero desde el 2.000 para acá, España está ahora muy a la cola.

-¿Cuál es esa instantánea que puedes hacer de la radio en el mundo?

-México nos lleva una ventaja tremenda, está a años luz de nosotros; Inglaterra es el país número uno en el mundo en creatividad en radio, sin duda; Estados Unidos sería el país que ocupa la segunda posición. Francia también es muy buena pero ha corrido mucho; detrás de la cola francesa están Alemania y Bélgica, porque tienen empresas comunes y luego en Sudamérica, Argentina están muy por delante de España. Hablo de creatividad, de innovación, de nuevos formatos… y en España hay programaciones que llevan 19 ó 20 años con la misma parrilla. Y sobre todo ha habido un divorcio con la generación que es a la que nosotros nos dirigimos. Con 22 años Los 40 se te que quedan cortos y lo que cuentan la SER, Onda Cero o Cope no lo entienden o ni les interesa. Y aparte de esto, el tema endogámico de la radio convencional en España que lleva a hacer radio para que te escuchen la competencia, los políticos y los banqueros. No hacen radio para ganar oyentes…


Radio Siglo XXI en el 105.7 FM de Madrid desde el 8 de septiembre

Entre líneas, lo adelantaba en esta entrevista. José Antonio Abellán debatió durante largo tiempo la conveniencia o no, dada la esencia digital de su proyecto Radio 4G, de dar el salto al entorno analógico. Y finalmente, el desafío de una mayor difusión ganó. El próximo lunes, 8 de septiembre, comienzan las emisiones de Radio Siglo XXI en el 105.7 de la FM de Madrid, en la antigua frecuencia de Vaughan Radio.

De 6:00 a 11:00 el propio Abellán conducirá “La Jungla”, junto a mi paisana y amiga Rosa García Caro. A las 11:00 toma el relevo Mar Montoro, recién salida de Los 40, que llegará hasta las 13:00 h. “Dale de tacón” será un programa deportivo que se emitirá en el tramo de 15:00 a 16:00 h. Alfonso Rojo, al que se le está metiendo el gusanillo de la radio, irá de 16:00 a 19:00 h. Le sustituirá JPelirrojo con “Nos la jugamos” hasta las 20:00 h. La cantante Chenoa lidera la franja que va de las 22:00 a las 0:00 h. Y otro cantante, “El Sevilla”, Miguel Ángel Rodríguez, y humorista, completará la programación nocturna, de 0:00 a 1:30 h. al frente de “Los Cuentos del Lobo”. 


Continúa…