lunes, 21 de abril de 2014

Entrevista a Manuel Laplana, artesano de radios antiguas (I)

“Cada casa en el futuro tendrá una”

Cuando la descubrí, me enamoré de ella. Directamente. Para todos los ‘locos de la radio’, esta página –Radios en Miniatura- tiene que ser un auténtico regalo. Para los que ya peinamos canas (o para los que no se peinan…) y para los que nunca utilizaron estos primitivos modelos que tantas pasiones levantaron, tanta información suministraron (cuando España era huérfana de libertades) y tanto buen humor compartieron. Para muchos son las radios de nuestra vida, aquéllas que nos infundieron nuestro amor por ella. En mi casa, fue el primer mueble que entró, antes que los sillones, y por supuesto antes que la televisión. Era una Ascar, creo recordar, muy voluminosa, que encerraba, en su parte superior, un giradiscos, que reproducía con fidelidad (aunque no en estéreo) singles y LP. Por desgracia, la evolución de los tiempos y la falta de espacio terminaron con ella en la basura un día desafortunado. Todavía hoy me lamento de ello. Pero los transistores terminaron por arruinar esta línea de receptores, reduciendo el tamaño de la radio a su mínima expresión y condenando a las válvulas a las vitrinas de los museos. Pese a esta ley de la vida, un aragonés, de nombre, Manuel Laplana, a quien hoy tengo el gusto de presentarles, decidió hacer caso omiso al progreso y conservar esa página de la historia. Manuel, técnico de radio jubilado, profundamente enamorado del medio, ha reconstruido más de cien réplicas, a pequeña escala, con sus propias manos, ayudado por las de su mujer Nieves, cómplice de sus locuras. Todas funcionan, y suenan perfectamente. Es encomiable y plausible reconocer su labor y ponerle en un pedestal por congelar ese momento mágico de la historia, en que la radio era el mueble más importante de la casa.

Manuel Laplana en su taller
-Dice que cuando escuchó el sonido de la primera radio, de niño, quedó absolutamente fascinado por este medio. ¿Recuerda a qué edad se produjo este primer encuentro?

-Cuando me ocurrió todo esto era un verano, iba a cumplir los nueve años.  Mis primos de la ciudad venían de vacaciones al pueblo, se quedaban en mi casa y traían un aparato de radio. Después de escucharlo me despertó tal curiosidad y admiración que lo estaba escuchando a todas horas. Lo recuerdo todavía, era un Telefunken modelo Sonata.

-Más tarde, a los doce años ya estaba construyendo las primeras radios, gracias a un curso por correspondencia que siguió… ¿Cuál fue la primera radio que construyó a esa edad? ¿La Philips 830A?

-Un poco antes ya había caído en mis manos un circuito de una antigua emisora de radio procedente de la guerra civil, llena de bobinas y condensadores variables que desmontaba y montaba intentando descifrar ese laberinto, un juego que marcaría mi futuro. El primer receptor que monté fue como resultado de los estudios y prácticas del curso y fue un receptor superheterodino Gold Voice de cinco lámparas. Una vez terminado, insertadas las válvulas en sus zócalos, escuché con emoción cómo sintonizaba emisoras... tras el estudio de sesenta lecciones y treinta meses.

-¿Todavía la conserva?

-Sí, todavía la conservo, estuvo muchos años funcionando, pues no hubo otra hasta que terminé el curso. La Philips 830A es el primero que hice para mi colección en miniatura, el original es del año 1932.

-Ya entonces, a edad tan temprana, ¿pensaba que esta afición la iba a desarrollar el resto de su vida?

La radios Emerson AX235, laPhilips 830A 

y la Radiopron 3V, todas de los años 30
-Durante el curso ya reparaba alguna avería, instalaba antenas… En el entorno en el que vivía, que era un pueblo del Prepirineo de Huesca donde había muy pocos receptores, era tan importante la antena como el propio receptor ya que la radio era  una ventana  al exterior, las noticias venían por las ondas. Noches de invierno vecinos reunidos en las casas que había receptores entretenidos escuchaban noticias, música, Radio Intercontinental, La Voz de Madrid, Radio Moscú, Pirenaica, Andorra. Y Radio Nederland de la cual yo era corresponsal: les enviaba información sobre la recepción y a cambio recibía sus boletines de programación, que aún conservo.

-Eran tiempos, don Manuel, en los que la radio lo era todo…

-Totalmente de acuerdo, en ese momento, era tal el interés por la radio que pensé: “cada casa, en un futuro tendrá una”. Pronto comprendí que se abría ante mí una profesión con futuro, la de técnico en radio. Además, había muchos anuncios en esa época: ¡Hágase técnico en radio! ¡El radiotécnico no depende de nadie! Continué mi formación en los talleres más importantes del ramo en Zaragoza, La Rioja, País Vasco y Navarra, dedicando toda mi vida profesional a la radio. Los avances me llevaron a la TV,  los electrodomésticos, TVC, disponiendo de mi propio taller hasta mi jubilación.

Las tripas de un modelo de Radiopron con sus circuitos
al aire. La madera es de nogal americano,
en su color natural
-¿Se siente usted un afortunado por haber elegido bien su profesión?

-Absolutamente. En la actualidad, de hecho, aún dispongo de un pequeño taller bien dotado para la  construcción y montaje de las radios en miniatura. La radio en todas sus variantes es, además de mi profesión, mi pasión.

-Por qué en miniatura, Manuel? ¿Para ahorrar trabajo, materiales…? ¿O, como los perfumes, las mejores esencias en frasco pequeño?

-Al principio coleccionaba los originales pero  tenían que estar muy bien restaurados y limpios pero no podía disfrutar de ellos porque la mayoría no disponen de FM y tienen distinta corriente, además del espacio físico que ocupan. Mi esposa Nieves me dijo: “tú que sabes,  ¿por qué no los reproduces en miniatura?” Así inicié la colección. Y hablando de perfumes, las maderas que utilizo son nobles y antiguas, naturalmente con sus respectivos olores, unos balsámicos y otros afrutados, como álamo, olmo, palo rosa, peral, cerezo, morera, nogal y enebro, entre otras, todos en sus colores naturales. Donde estén expuestos garantizan un oloroso  y natural ambiente.


Manuel Laplana en “Esto me Suena

David Sierra, el subdirector del programa vespertino de RNE, “Esto Me Suena”, invitó el pasado Jueves Santo (17.4.2014) a Manuel Laplana y charló con él sobre su trabajo. En este caso Twitter me permitió animarle a David a conocer a don Manuel, y a su trabajo artesanal. El resultado puede escucharse clicando aquí.


Radios en Miniatura, por Manuel Laplana

Continúa... 

miércoles, 16 de abril de 2014

Documentos RNE: la radio bien hecha

Radio Nacional de España puede estar orgullosa de muchos de sus programas, pero hay uno, especialmente, en el que quiero detenerme en este post: Documentos RNE. Para los que hemos disfrutado siempre con hacer buena radio, de factura impecable, en fondo y forma (o lo hemos intentado), este programa es de una enorme brillantez. El reportaje es el género radiofónico estrella, donde se pueden (y se deben) conjugar y combinar todos los elementos del lenguaje de este medio, desde la palabra (texto) hasta la música, pasando por los efectos y, por supuesto, los silencios. La integración debe producirse con la misma calidad en el ensamblaje que confiere un orfebre a sus joyas.

Juan Carlos Soriano, director de "Documentos RNE"
En este año de 2014, Documentos RNE cumple quince años de vida sin faltar a su cita semanal con la buena radio, en la que el guion -el buen guion- es la pieza fundamental de un engranaje que funciona a la perfección. Comenzó llamándose “Fin de Siglo”, pero luego evolucionó hacia su actual identidad. El programa ha recibido muchos reconocimientos, pero nunca tantos como los miles de oyentes que, bien en directo, bien a través de los podcast que aloja en la página de RNE, lo escuchan. Entre ellos dos Premios Ondas (el último ya lo comentamos en este blog), la Antena de Plata y los galardones del Club Internacional de Prensa y de la Academia de la Radio de España.

Toda una semana para preparar una hora de radio estoy seguro de que a algunos de los lectores de este blog les parecerá un dispendio, dados los tiempos que corremos y la exigencia de amortizar bien los recursos. Pues bien, considero que, aunque es cierto que se trata de un privilegio (personalmente me encantaría estar adscrito a este programa si trabajara en la radio pública), lo cierto es que se me antoja hasta poco tiempo, dadas las entrevistas que hay que realizar con expertos que confieren esa enorme pátina de rigurosidad al fondo de lo narrado.

Está claro que Documentos RNE cuida al máximo dos elementos esenciales en un producto radiofónico: el guion y su realización, y para ambos cometidos, RNE cuenta con enormes profesionales, como ha demostrado siempre. El resultado del programa es de una gran rigurosidad en la aproximación al tema. Pero nunca hay que confundir –siempre lo he pensado- ‘rigurosidad’ con ‘rigor mortis’. Así me lo enseñaron mis mayores y así lo he procurado practicar toda mi vida profesional.

Soriano, en sus tiempos al frente de
"El Ojo Crítico", el programa cultural de RNE
En este aspecto, creo que Documentos RNE, programa dirigido por Juan Carlos Soriano, profesional de probada solvencia en el medio, a quien conocí hace más años de los que me gustaría recordar cuando ambos hacíamos cultura, él en la pública, y yo en la SER, debería hacer un esfuerzo por actualizar el formato, y reorientarlo hacia parcelas más cercanas al oyente de nuestro tiempo, al que hemos de contarle la historia con más, si se me permite, complicidad.

La narración de Modesta Cruz, también integrante del equipo de redacción, me merece todo el respeto del mundo, porque además, después de tanto tiempo sumando su voz al programa, ha conseguido construir una marca llamada Documentos RNE reconocida, y reconocible, por todos. Pero me parece muy lineal  en ocasiones y en radio la comunicación paraverbal lo es todo. El narrador es el que debe contar la historia, pero con todos sus matices, con todas sus inflexiones, sin sobrepasar tampoco el límite propio de la naturaleza y personalidad del programa que, como digo, Modesta Cruz ha ayudado a perfilar y en el que, en algunos momentos, se muestra especialmente plana y no aporta la fuerza que merece el guion. Parece en ocasiones más el off de televisión que el sonido de una radio.

Entiendo, porque yo también participo de esta opción, que Juan Carlos Soriano haya preferido optar, a la hora de poner en antena el guion de cada historia presentada, por un miembro del equipo de redacción, lo que supone sumar un elemento más en la imbricación –y motivación- del espacio con quienes lo alimentan. Pero si atendemos al resultado final, dejemos que, sobre todo en este tipo de programas, cada profesional cumple su trabajo: el periodista con el guion, el técnico con la realización y el locutor con la narración.

En cualquier caso, Documentos RNE ha abordado, con eficacia, en estos últimos quince años, centenares de temas, todos relacionados con la historia, pero con diferentes perfiles. Por enumerar algunos que me merecen especial atención, desde el “Seat 600”, y lo que representó para millones de españoles en los años 60, hasta “España en la Primera Guerra Mundial”, el último que he tenido la suerte de escuchar, pasando por un más que oportuno, y muy bien resuelto, “Especial Adolfo Suárez”, “El milagro Inditex”, “Sara Montiel: los pícaros ojos”, “Garbo: la espía que engañó a los nazis”, “Tarzán cumple cien años” o “Las guerras carlistas”, por citar solo unos pocos títulos y pidiendo disculpas por no poder hacerlo con todos por igual, como sería de justicia.

Harían bien en muchos colegios los profesores de historia en descargarse estos programas vía podcast y ofrecérselos a sus alumnos, sensibles adolescentes amuermados en sus mundos interiores y con escasa motivación por el aprendizaje de la historia. Escuchar la historia a través de sus sonidos se acerca más a su interiorizada cultura audiovisual y, al mismo tiempo que forma y entretiene, fomenta la imaginación (como la lectura) y provoca curiosidades colaterales que podría aclarar el profesor. Me consta que algunos –‘tifozzis’ de la radio- lo hacen y consiguen concentrar la atención de sus alumnos e incluso les plantean preguntas sobre lo escuchado. Un magnífico ejercicio para actualizar la historia y fomentar la afición por la radio.

Mayca Aguilera
Me quedaba el aspecto formal. Contar con Mayca Aguilera y Miguel Ángel Coleto me parece un auténtico lujo, porque son herederos de otros grandes realizadores que abandonaron la radio pública en el último ERE, y no por voluntad propia. Su conocimiento, destreza y oficio garantizan un nivel tan alto de realización, envidiable (sanamente envidiable) que siempre admiré, mientras me tocó hacer mis prácticas en la Casa de la Radio y me escapa por la planta de los estudios para cotillear lo que se grababa en aquellos templos de la radio. Mayca Aguilera, a quien he tenido la oportunidad de felicitar por Twitter, se encarga también de darle forma al radioteatro que ha resucitado RNE, gracias al patrocinio de “La Casa Encendida” (Bankia). Magistral. No cabe otro adjetivo. Mi admiración.

Documentos RNE es, para mí, un programa de culto, imprescindible para formarse de una manera entretenida, un compendio casi perfecto del lenguaje radiofónico, un ejemplo de realización formidable, tal vez un tanto anquilosado en formatos algo caducos pero actualizables y en definitiva, de obligada escucha para todos aquellos que, como atribuyo a los lectores de este modesto blog, aman la radio.

Documentos RNE: sábados, de 15:00 a 16:00 horas


Mara Torres
Los ‘Informes Especiales” de Radio Madrid

Recuerdo uno de los proyectos que puse en marcha en Radio Madrid, que denominé “Los Informes”, que abordaban un tema monográfico relacionado con la Comunidad de Madrid, y ante esa misma disyuntiva de elegir la voz responsable de la narración opté por un locutor profesional, por la calidad que me aportaba. Así, en el ‘Informe’ que dedicamos a la plaza de toros de Las Ventas –“El secreto de Las Ventas-, que dirigió la periodista Gema Muñoz, actual productora de “La Ventana” (SER), la narradora era Rosa Belda, una de las grandes voces de la radio española, desaparecida recientemente, que encarnaba, en primera persona, a la propia plaza de toros. Es cierto que en este caso se trataba de un programa más creativo, donde nos podíamos permitir más flexibilidad en las formas.

De la misma época, “Los Informes Especiales” que dirigió la periodista Mara Torres, por quien siento devoción, analizaron con seriedad el papel del narrador. En el caso de Arco’96”, Mara prescindió deliberada y conscientemente del papel de narrador y dejó que su invitado –un joven artista madrileño que participaba en la edición de Arco de ese año (1996)- llevara la voz cantante. En el segundo “Informe”, titulado “José Bello, Recuerdos de Residencia” (1998), donde entrevistó a Pepín Bello, compañero de Salvador Dalí, Federico García Lorca y Luis Buñuel, entre otros, en la Residencia de Estudiantes de Madrid, contó con la voz de Julio López Fonseca, hoy en día la voz corporativa de la Cadena SER. El resultado fue magnífico y puede escucharse clicando en el título.

lunes, 14 de abril de 2014

La sostenibilidad de la radio local online

Lo que hemos ido publicando en las últimas semanas sobre la radio online es solo una pequeña muestra, que considero representativa, de lo que está ocurriendo en este escenario, cada vez más rico y sólido. Internet, que ha llegado para quedarse, y crecer, también ha traído la posibilidad de difundir emisiones de audio de manera global, con unos costes de salida más que razonables. Y algunos, los más valientes y emprendedores, se han lanzado a la aventura, convencidos de que la radio siempre es una apuesta segura.

Sin embargo, lejos de ser unos románticos, hemos comprobado que los nuevos modelos empresariales constituidos en torno a la llamada radio online resultan sostenibles y, en algunos casos, hasta exitosos. Varios de nuestros invitados han subrayado que con la radio online se puede ganar dinero, lo que resulta fundamental para poder hablar de la continuidad de un proyecto surgido de la nada.

RomMurcia, SoloHuelvaRadio, Sevilla Web Radio, son solo algunos ejemplos de la apuesta por la radio local soportada en internet. Proyectos, hoy realidad, que buscan la notoriedad en sus focos geográficos, con la radio como principal atractivo, difundido a través de la red. Los tres, desde diferentes puntos de vista, como hemos podido confirmar en sus respectivas entrevistas, pretenden abordar con profesionalidad los huecos dejados por las emisoras analógicas, cada vez con más recursos cercenados por la complicada situación financiera de sus empresas madre. Estas emisoras parten de una paradoja: utilizar un marco global para hacer información local.

Pero hoy, aparte de esta curiosa paradoja, nos querríamos detener en la viabilidad económica de un proyecto que tiene mucho de emocional y poco de racional. Quienes trabajamos en la radio el área de los contenidos nunca vemos problemas más allá del locutorio. Pero los hay, y graves. Con números de por medio. Y hay que prestarles la debida atención.


Los gastos de salida

En todos estos casos, la situación financiera de partida, y me refiero a las emisoras de información local, parten de unos costes muy contenidos con retribuciones muy modestas. El número de contratos laborales que puede generar una pequeña empresa radiofónica –lo hemos visto en el caso de RomRadio- es mínimo (dos puestos), pero si a esto le sumamos colaboradores vinculados a la empresa con un precio cerrado por participación (o sin retribución o acuerdos de intercambio…), concluiremos que la dinamización de la vida laboral que provoca una empresa de este estilo es muy reducido. Pero su repercusión social es mucho mayor.

La llegada de la radio online a los vehículos es uno de
 sus grandes retos actuales, que empieza a serlo menos
Pero aun siendo los costes más ajustados del mundo, la empresa requiere de ingresos para poder mantenerse. ¿De qué ingresos estamos hablando? Fundamentalmente, de los provenientes de la publicidad. ¿De qué publicidad? No siempre se pueden elegir los tipos de cuñas que vamos a emitir. A cualquier empresa le encantaría poder seleccionar las campañas más atractivas de su mercado publicitario, pero vivimos tiempos duros y nada se puede desdeñar. Si hay que anunciar, como ocurre en algunas emisoras (analógicas) bares de carretera de dudosa reputación, se hace, si pagan con regularidad. Son clientes, como cualesquiera otros. Y pagan sus impuestos.


A la caza del mercado local

¿Dónde está el mercado de estas emisoras? Por un lado en todos aquellos anunciantes locales que no pueden pagar los precios de las emisoras analógicas, en su mayoría adscritas a una cadena nacional. Son comercios pequeños, de escasa entidad, pero con presencia en el barrio, inquietos, con voluntad de crecer y sobre todo de hacerse notar. Y la radio facilita eso, precisamente: notoriedad, repercusión, siempre y cuando se recurra a una de las herramientas esenciales que utiliza la memoria humana para retener datos: la repetición. Ningún comercial que conozca un poco el medio puede recomendar una campaña de dos días en radio, salvo que sea especialmente intensa en emisión de cuñas, porque no funcionará y engañará a su cliente, que de inmediato perderá esta condición para no volver.

Las radio online local permite acceder, a través de buenos comerciales, fiables y profesionales, expertos en los efectos del mensaje radiofónico, a los pequeños anunciantes, que hasta ahora tenían vedado el paso a la radio analógica local por la barrera del precio, excesivo a todas luces, e inasumible para sus modestas economías.


No debemos dejar fuera a las grandes marcas

Pero el hecho de que la radio local online aspire a cubrir sus pautas de publicidad con muchos pequeños anunciantes, no quiere decir que menosprecie a las grandes marcas. ¿Cómo se acercan éstas a una pequeña radio local o, mejor dicho, cómo se acercan los comerciales de la radio local online a ellos?

Elisa Escobedo participando en una mesa redonda
dedicada a la radio online en Sevilla, junto a Fran
López de Paz (Canal Sur Radio) y Jorge Liaño
 (El Desmarque Radio) 
No es difícil imaginar qué ocurriría en el caso de que el director comercial de RomMurcia, o Sevilla Web Radio pidiera una cita con el director de marketing de, por ejemplo, Coca Cola, por citar una de las grandes multinacionales cuya presencia se persigue en cualquier medio de comunicación. El número de impactos (GRP’s) que podría ofertarles sería menor que el ofrecido por una emisora local analógica, consolidada en el tiempo durante un mayor período. Si la emisora acudiera solo a mostrar su músculo (ciertamente reducido en los comienzos), es posible que solo se llevara del despacho (si es que llega a recibirle) una sonrisa de cortesía, y desde luego ningún contrato, pero existen, a mi modo de ver, fórmulas para lograr convencer al máximo responsable de la publicidad de esta marca, que maneja presupuestos millonarios.


‘Trajes a medida’

Una campaña ‘ad hoc’. Si antes me refería a la repetición como una de las herramientas más eficaces para llegar a la memoria; otro de los grandes instrumentos para llegar también a ella es la asociación. Y en este sentido, Coca Cola es un prototipo de manejo del marketing desde la asociación de ideas. Esta bebida refrescante, de fórmula secreta, tiene el éxito que tiene por estar asociada al concepto felicidad, a “la chispa de la vida”. En principio, toda aquella campaña que se dirija a su target (principalmente juvenil) y desarrolle una relación en positivo con la felicidad podría ser de su interés, adecuando lógicamente el precio al número de impactos potenciales. Por tanto, hablamos de una campaña a la medida del anunciante, con fórmulas comerciales originales y creativas, incluso rompedoras, por qué no (incluso en el área de formatos publicitarios), que puedan provocar el interés de un gran anunciante. Se impone pues estudiar el perfil del cliente potencial y atacar ese flanco. Subrayo aquí, como no podía ser de otra manera, la importancia de contar con un brillante equipo comercial que desarrolle estos aspectos con absoluto convencimiento en el producto que comercializa.

La unión es fuerza

Pero hay otro modo, alternativo o complementario a los anteriores, según se mire: sumarse a un gran porfolio comercial promovido por una empresa independiente. Y pongo de nuevo el ejemplo de Audioemotion, compañía presidida por la eficaz Elisa Escobedo. La fuerza de esta compañía, la única especializada en la comercialización del soporte de radio online, reside en la suma de fuerzas. RomMurcia, Sevilla Web Radio, o SoloHuelvaRadio son muy pequeñas–de momento- en comparación con cualquier otra emisora local analógica. Pero su pequeña audiencia, sumada a otras decenas de pequeñas audiencias, le permite ofrecer a Audioemotion un porfolio que supera los 13 millones de oyentes, una cifra más que considerable para cualquier marca.

No es desde luego una idea descabellada la que proponía José Augusto González, de RomMurcia de crear una cadena de radios locales online. En el fondo, late la aspiración comercial de alcanzar una marca –Rom- poderosa en esta área, atractiva de cara a los anunciantes por la suma de sus impactos locales trasladados a un escenario supralocal, nacional en última instancia. Se trata de emprender el mismo camino que trazaron las actuales grandes cadenas analógicas que reunieron fuerzas (emisoras) de toda España bajo su manto nacional, pero sin caer por favor en el error de anular su identidad local por los recortes continuos de programación (y, antes, de personal). 




La estrategia

En resumen, la labor comercial de una radio local online exige, primero, profesionalidad, conocimiento de las técnicas de venta y de planificación de campañas; segundo, mucho esfuerzo, mucha dedicación, y la autoestima bien alta en un producto que se presume de calidad; tercero, networking (contactos) que permitan dibujar un plan comercial de acción eficaz (las buenas agendas se pagan y por eso los buenos profesionales están muy solicitados) y cuarto, una conexión directa y fluida con el área de contenidos que permita encajar con éxito la presencia de un cliente.

Solo así lograremos no solo atraer a nuestros clientes a la radio, sino –lo más importante- mantenerles vinculados a nuestra emisora, gracias a los resultados alcanzados. Como mantengo, la radio local online es sostenible, si partimos de unos costes razonables, ajustados a la época, y acompañamos la gestión de un buen equipo de profesionales, cada uno en su área, perfectamente conectados entre sí.

viernes, 11 de abril de 2014

Entrevista a José Augusto González, director de RomMurcia (y III)

“Creemos que la idea de formar una cadena de emisoras de radio online de información local es absolutamente viable”

José Augusto González, director de RomMurcia
en directo
(Fotografía Vicsoriano.com)
Continúa...

-ROM Murcia nació, como decías en 2012. ¿Con cuántas horas de programación en directo se puso en marcha y cuántas emitís ahora? ¿Cuáles son, en este aspecto, vuestras aspiraciones?

-Empezamos con una media de seis horas diarias de programación de lunes a viernes y actualmente contamos con ocho. En un futuro cercano pretendemos crecer y ampliar nuestra programación durante los fines de semana. Hasta el momento nos hemos centrado en la programación de lunes a viernes ya que entendemos que ahí es donde se concentra el mayor número de oyentes y antes de pasar al fin de semana queríamos garantizar una emisión con la máxima calidad posible. Una vez que la respuesta del público ha sido positiva, ya es momento de plantearse este nuevo reto. Creo que es destacable el hecho de que con esta cantidad de horas de emisión en directo, nos convertimos en una emisora referente, ya que no existe otra emisora de radio local en España, que haga lo mismo, ya sea por ondas o en Internet.

-En 2012 nació ROM Murcia, como pionera de la información local, en online en España. Las grandes cadenas analógicas están recortando cada vez más su tiempo local ante las malas perspectivas de su mercado, y hasta cerrando –o vendiendo- emisoras poco rentables. ¿Ésta es la gran baza de las emisoras online locales, que pueden aspirar a cubrir ese nicho que empieza a estar desasistido por los grandes operadores tradicionales?

-De hecho ése fue el leitmotiv periodístico de nuestra empresa, cubrir el enorme vacío al que haces referencia. Efectivamente, las cadenas nacionales han recortado el tiempo que dedicaban a la información local, que nunca fue excesivamente alto, también conviene recordar esto, nosotros estamos aprovechando esta coyuntura para hacernos fuertes dentro del panorama informativo de Murcia y en otras ciudades españolas se puede hacer exactamente lo mismo.

-¿Hasta dónde llega la atracción de la información local, José Augusto?

-Es importante que nos concienciemos Gorka de que la información local, es, con una importante diferencia sobre el resto, la que más nos interesa. Solo teniendo en cuenta la influencia que dichas noticias ejercen en nuestra vida diaria, resulta fácil entender una afirmación tan contundente. Por ejemplo, una de las noticias internacionales que más ha copado portadas de periódico y cabeceras de programas de televisión, ha sido todo lo que se está viviendo en Ucrania en estas últimas semanas, mientras que en el ámbito nacional, el caso Nóos también resulta de alto interés.

Captura de la web de romMurcia
-¿En Murcia no?

-También, por supuesto. Pero nuestra baza son otros focos de interés informativo, más cercanos, como el soterramiento de las vías del AVE a su paso por la ciudad, el mantenimiento por parte del TSJ de la imputación por cohecho a uno de los posibles candidatos a la presidencia de la comunidad autónoma o conocer cómo serán la semana santa y las fiestas de Primavera de este año. Estas noticias representan para la gran mayoría de los murcianos los principales focos de atención informativa. Esta última es la realidad que trasladamos en romMurcia.

-A rom Murcia le están siguiendo otras experiencias similares, como Sevilla Web Radio, o Solo Huelva Radio. Como comentábamos al comienzo de esta entrevista, Rom nació con la idea de la creación de una cadena online, que repetiría, por otra parte, la historia de las grandes cadenas analógicas que nacieron locales y se unieron posteriormente. ¿Crees este proyecto viable, y en qué medida? ¿Lo habéis trabajado ya, o está en fase muy inicial?

-Una idea empresarial es exportable si el modelo de negocio a aplicar es válido para otras ciudades y económicamente arroja unos números favorables. Tras dos años de trabajo, nuestro caso cumple ambos requisitos, por lo tanto, creemos que la idea de formar una cadena de emisoras de radio online de información local siguiendo la estela que está dejando romMurcia es absolutamente viable.

-No parece que éstas sean las mejores circunstancias para meterse en la creación de una cadena de radio, cuando acaba de desaparecer, como quien dice, una de ellas, absorbida por otra, Punto Radio por la Cope

-También somos realistas Gorka, conocemos la dificultad que presenta el panorama económico actual en nuestro país. Por eso proponemos algo que nuestros posibles “socios” o emisoras asociadas puedan afrontar sin la necesidad de echarse a la espalda un peso insoportable.

¿Entonces, por lo que veo, queréis trabajar también en el mismo modelo en que se mueven las grandes cadenas analógicas, que están compuestas por emisoras asociadas y afiliadas, dependiendo de su grado de vinculación?

Debate en directo en el locutorio de romMurcia,
con Ángela Moreno
-Absolutamente. Conocer cómo se emite a través de Internet es algo que nos ha llevado a nosotros dos años de trabajo e investigación. Evitar las continuas trampas a las que te somete la red, lograr una emisión que se pueda escuchar sin cortes a través de la web, ya sea en PCs de sobremesa o portátiles que alberguen distintos sistemas operativos, o de las App que hemos desarrollado para IOS y android, es algo que requiere de tiempo, paciencia y una considerable inversión económica. A eso hay que añadir el conocimiento adquirido sobre el formato periodístico basado en la información local, que ha demostrado tener la valía que le suponíamos.

-¿Esto es lo que ofrecéis: experiencia y asesoramiento?

-Todo eso está ahora al alcance de quienes deseen tener una radio online de calidad sin la necesidad de realizar la inversión de tiempo y dinero que en su momento acometimos nosotros. Además, todos conocemos los valores de pertenecer a un grupo de esta índole, la fuerza de una imagen de marca global, la posibilidad de realizar trabajos en colaboración con otras empresas que desarrollen tu actividad en otra población, el apoyo que brinda estar en contacto diario con profesionales de tu sector, pero que no resultan competencia al trabajar en un área geográfica distinta, son, entre otros muchos, unos bienes que repercutirán positivamente en la economía de las empresas que se unan a la filosofía de romRadio.

-Así empezaron las emisoras locales sus primitivas relaciones con la cadena, y terminaron sometidas a la central…

-Eso nos diferencia, Gorka, claramente. Lo que nosotros proponemos está presidido por una independencia total para ejecutar el trabajo diario, sin las ataduras y limitaciones que supone depender de la central para hacer radio. Con nuestra fórmula, los emisores asociados obtendrán en dos meses lo que en solitario les llevaría los dos años que hemos tardado en alcanzar nosotros, y tendrían una libertad de movimientos absoluta a la hora de rellenar de contenidos su parrilla programática, únicamente pretendemos mantener la información local como máximo exponente informativo y una misma identidad corporativa visual en nuestros soportes en la red.

-Quien se sume participará en la primera cadena de emisoras de radio online de España, un nuevo objetivo pionero en nuestro país, José Augusto.

-Exacto. Algo histórico, si me permites destacarlo así

-¿Cómo os gustaría veros dentro de 4-5 años, José Augusto?

Los jóvenes profesionales de RomMurcia
(Fotografía VicSoriano.com)
-Es indudable que somos ambiciosos porque creemos en lo que hacemos, estábamos plenamente convencidos desde el comienzo de que la fórmula era buena y lo estamos aun más ahora que hemos visto los resultados en Murcia. El tiempo juega por una vez a nuestro favor, ya que la aceptación por parte del público de esta nueva forma de hacer radio va en un aumento considerable y todos los datos apuntan a que la radio online es un fenómeno creciente. Emitir por Intenet es una realidad y no solo una apuesta de futuro. Además, recibimos muchos contactos a la semana (una media de 10 en los últimos cuarenta días) de gente interesada en conocer más al detalle lo que proponemos desde romRadio. Actualmente estamos en negociaciones para abrir nuevas emisoras de rom, por lo que ser optimistas de cara al futuro está totalmente justificado.

-La radio es para mí…

-Como te comentaba al principio de la entrevista, la radio es mi vida. Desde que tengo uso de razón ha formado parte de ella. Siempre me ha acompañado y ahora me siento mas identificado con ella que nunca. Entiendo que el paso a utilizar Internet como soporte de transmisión pueda ser traumático para aquellos que tienen un apego especial a la emisión por ondas, pero en el momento que vean las incontables ventajas que supone este paso la disfrutarán como lo hago yo actualmente. La radio está más viva que nunca y los que la hacemos estamos obligados a adaptarnos a todo lo nuevo que ofrece.

miércoles, 9 de abril de 2014

Entrevista a José Augusto González, director de RomMurcia (II)

“La información local le interesa a la gente, no hemos hecho otra cosa que dársela”

Continúa

-¿Qué repercusión habéis obtenido en Murcia?

-Como en cualquier empresa, lo primero que había que hacer era tener claro a qué personas nos íbamos a dirigir. Una vez sabido esto, nos tocaba analizar sus hábitos de consumo y conocer los motivos de elección a la hora de informarse. En nuestro caso, las personas que podían tener acceso a la radio online hace dos años tenían unos rasgos muy definidos: adultos de entre 30 y 50 años, con un perfil sociocultural y poder adquisitivo medio alto y usuarios de las nuevas tecnologías y las redes sociales.

-Con ese retrato de vuestros potenciales oyentes, ¿cómo habéis dirigido vuestra campaña de marketing?

-Pues te confesaré que hemos tenido que llevar a cabo operaciones de marketing nada habituales, en muchos casos totalmente inventadas por nosotros, dado que se producían en un marco de absoluta novedad en ambas direcciones. La mayor promoción que hemos hecho del medio ha sido llevada cabo en Internet.

-¡Vuestro marco de actuación natural!

-¡Claro! El manejo por parte de nuestros community managers en Facebook y Twitter -son las dos redes que decidimos utilizar teniendo en cuenta ese perfil del que hablaba- ha sido sencillamente de 10. Transcurridos esos dos años el impacto en la sociedad murciana se puede considerar notable, ya que tanto la empresa privada como las administraciones públicas, nos tienen en cuenta para divulgar sus comunicaciones profesionales o las noticias que generan comunidad autónoma y Ayuntamiento de Murcia.

-¿Y en lo que se refiere al oyente? ¿Cómo os llega su feedback?

-A través de esas redes sociales, del teléfono o el correo electrónico. Es evidente que la información local le interesa la gente, no hemos hecho otra cosa que dársela.

Primer premio que recibió RomMurcia el pasado mes
de febrero en el concurso 'Nuevos Proyectos
Empresariales", concedido por el Ayto. de Murcia.
-En el apartado “¿Quiénes somos?” de la web, te atreves a vaticinar que “en pocos años, al igual que ocurrió con la televisión analógica cuando se transformó en TDT, las emisiones en FM y AM pasarán a un segundo plano para dar paso a las innumerables ventajas que Internet ofrece como medio para trasladar el mensaje”. ¿Lo tenéis tan claro?

-Totalmente. A mi modo de ver no es más que un proceso natural de transformación del medio. La radio seguirá siendo radio siempre y cuando se emitan programas en directo, que es lo que ha distinguido siempre al medio como algo absolutamente único y genuino. Gozar de la inmediatez que te proporciona la radio para comunicar algo es un valor que debe primar si queremos darle al medio el lugar que merece.

-¿En el directo reside la esencia de la radio?

-Fíjate, a día de hoy ya existen numerosas páginas web que ofrecen unos excelentes contenidos de audio, en muchos casos las descargas de podcast de esos espacios superan en audiencia a la de muchos programas que se emiten en directo en conocidas cadenas, pero eso, a mi juicio, no convierte a dicha página en una emisora de radio.

-¿Cuántas horas emitís en directo en romMurcia?

-En romMurcia emitimos en directo una media de ocho horas diarias de información y además brindamos la posibilidad a nuestros oyentes de escuchar esos contenidos en el formato podcast una vez que estos han concluido. También nos valemos de esto para subir algunos programas especiales que, con un contenido atemporal, entendemos que interesan a nuestra audiencia. Pero insisto, la radio es tal si es en vivo.

-En ese mismo texto, muy interesante, y hasta –si me lo permites- visionario, mantienes que esta nueva radio (que cada vez es menos nueva) va a cambiar “el estilo, los contenidos, el formato. Me gustaría que me desarrollaras un poco más este aspecto, José Augusto. ¿Por dónde va este camino?

-Gracias a Internet vivimos un proceso de cambio realmente fabuloso, tenemos ejemplos diarios de cómo las grandes cadenas de radio y también de televisión, utilizan la red para trasladar el mismo mensaje de una forma muy distinta a como lo hacen en sus plataformas originales de emisión. Pero no sólo cambia el mensaje informativo, sino también el de la publicidad. Las redes sociales proponen utilizar -Twitter en especial- un lenguaje más corto, llano, sencillo y directo que cale en un receptor que recibe diariamente una cantidad desmesurada de información. Todos buscamos ser más eficaces, porque aunque es bonito ser efectista, los resultados obtenidos son los que dictarán finalmente si estás en el camino correcto o no.

-¿Y cuál es vuestro caso, después de esta visión, que comparto?

-En nuestro caso particular, huimos de algunos formatos radiofónicos que a mi juicio están caducos y obsoletos.

¿Cómo por ejemplo…?

Instalaciones de RomMurcia vistas
por el fotógrafo murciano VicSoriano.com
-Por ejemplo, no nos planteamos emitir un programa diario de seis horas de duración, ni darle el peso específico de relevancia de la radio a un solo locutor, aunque entendamos que éste sea realmente magnífico.

-¿Cómo definirías entonces romMurcia? ¿Cómo una radio coral?

-¡Exacto! Una radio coral en la que participan de un modo vital nuestros oyentes, que bien pueden escucharnos en directo a través de la página web o las aplicaciones para los teléfonos móviles o seguir esa especie de emisión en paralelo que mantenemos a través de las redes sociales.

-¿Contáis entonces con profesionales que compaginan el oficio radiofónico con su traslación paralela e inmediata en redes?

-Nuestros locutores son unos excelentes maestros de ceremonias, comunicadores de primer orden que han sabido rodearse de unos colaboradores que gozan de una aceptación por parte del público francamente fabulosa ya que es gente cercana, personas con las que convives en tu día a día y con los que te puedes encontrar tomando una caña. Procuramos hacer una radio entretenida, informando de lo que ocurre en esta ciudad pero intentando desdramatizar muchas de las situaciones que otros medios tienden a engrandecer de un modo quizá un tanto amarillista buscando el impacto a cualquier precio. Proponemos una radio abierta en la que la gente encuentre una compañía agradable para sus momentos de ocio, y seria, rigurosa e dependiente cuando desean informarse de algo.

-Hacéis información local, José Augusto, ahí es donde os sentís fuertes, pero es que además, en vuestra parrilla de programación se ve que os atrevéis con la especialización, también en clave local.

-Sí, nuestros programas de las tardes abordan la especialización desde una perspectiva local. Así, se tratan temas relacionados con las redes sociales, el mundo universitario, la cultura o la tecnología, entre otros, logrando una mayor difusión al no ceñirnos exclusivamente a una información local relacionada con la economía, la sociedad o el deporte, que es lo que siempre ha tenido especial relevancia para las radios convencionales. En estos términos se puede ver que todo cambia, estilo, contenidos y formato tienen un nuevo papel en romMurcia, y funciona.

-¿Internet ha llegado para garantizar la supervivencia de la radio y este medio ha sido el que mejor ha sabido adaptarse a este nuevo canal?

-Para aquellos que sepan adaptarse, sin duda alguna. No me atrevo a valorar si éste ha sido el medio que mejor ha sabido adaptarse a Internet. La prensa escrita y la televisión también han hecho grandes avances en este sentido.

-Pero las ventajas de la radio se siguen manteniendo, reforzadas incluso, en su difusión a través de internet ¿no?

Una de las salidas a exteriores de RomMurcia,
sacando la radio a la calle y logrando así, 

al mismo tiempo, notoriedad
-Por supuesto. La radio sigue conservando otro de esos valores fundamentales que la convierten en un medio singular, tanto si es por ondas como ahora a través de los bytes: el oyente puede estar haciendo cualquier otra cosa al tiempo que escuchar la radio, y eso es algo que también favorece a la transformación del medio. Además, ofrece una nueva posibilidad: algunos de los contenidos que se desarrollan en audio también tienen su sitio como texto en la página web. Nunca hasta ahora había sido posible "ver" la radio.

-¿Y la difusión también ha avanzado?

-¡También! Creo que todo son mejoras, también lo es el hecho de que las compañías telefónicas han favorecido en estos últimos años el acceso a Internet a través de los Smartphone bajando sus precios de una forma considerable y aumentando también su cobertura y la calidad de la misma con la llegada del 4G. 

Continúa...