viernes, 1 de marzo de 2013

Radio Minera, un proyecto personal de Javier Manzano

La radio no es un proyecto personal. Eso es lo que yo había aprendido en la facultad, entonces de Ciencias de la Información, allá por los 80, en Pamplona. La radio es un oficio colectivo, en el que intervienen muchos elementos: productores, técnicos, redactores, comerciales, etc. Aunque, y esto es cierto, frente a la televisión, nuestro oficio está menos mediatizado por la técnica, que condiciona, y mucho. La radio es un producto que se controla más directamente, pero en el que intervenían, como digo, varios actores. 

Javier Manzano en plena acción con los mineros,
en Radio Minera (Fotografía Castilla y León TV)
La radio, transmisora de sensaciones

La radio digital ha cambiado también este escenario. Ahora puede ser más personal. Tan personal que solo necesita unas manos, más o menos hábiles para manejar la producción del sonido, y una voz, autorizada, creíble, que transmita verdad. Parece fácil, pero no lo es. Requiere un gran esfuerzo y aparte de mucha dedicación, amor por el medio. Hay que estar convencido, arropado por la pasión, de que la radio es capaz de transmitir sensaciones que nunca logrará trasladar un periódico, ni siquiera una televisión.

Y esto es lo que está demostrando mi amigo, y compañero durante muchos años en la SER, Javier Manzano, desde Radio El Charolito y, ahora, desde Radio Minera, una radio itinerante que ha recorrido –ayer concluyó su camino en Turón (Asturias)- las cuencas mineras, desde el idílico paisaje de Babia, en Villablino (León), durante nueve históricas jornadas, repletas de emociones. Radio Minera ha acercado al oyente de todo el mundo –la radio en internet no atiende a fronteras- a los mineros españoles, que prosiguen su particular vía crucis, reivindicando un sector que está muriendo por su trabajo, literalmente. Javier, provisto de un ordenador, unos micrófonos, una mesa de mezclas y mucho, muchísimo oficio, está sirviendo de notario sonoro de una profesión en la que no se entiende la vocación, tan solo la necesidad.

Ana, minera por 1200 euros al mes
Javier montaba en cada etapa –Matarrosa, Fabero, Tremor de Arriba / Igüeña, Bembibre, Ponferrada, Ciñera, Ciaño y San Martín del Rey Aurelio, además de los dos destinos ya citados- su estudio portátil, casi de la señorita Pepis, para grabar las voces de los mineros, con nombres y apellidos, con familia, con hijos, y con problemas, como todos. Gracias a Javier Manzano conocemos a Ana, una minera de la Felguera, que por 1200 euros al mes trabaja a 700 metros de profundidad extrayendo carbón, dejándose, como todos sus compañeros, los pulmones en el empeño. Ana quiere pensar que la mina no se acabará, porque si no el futuro será “negro, como el carbón”. Casi todos los mineros pertenecen a estirpes familiares de varias generaciones relacionadas con la mina. Y siguen –quieren hacerlo- la tradición.

Manzano explica en el video de Castilla y León TV
 por qué ha emprendido esta aventura.
Javier es madrileño, de la cosecha del 62, como yo, y ha cumplido años en esta gira de Radio Minera, cargado con su mochila que respira radio por todos sus lados. Es del Foro, pero podría decirse que asturiano de adopción y por convicción. Es probable que las intensas emociones del camino negro que ha emprendido no le hayan permitido analizar fríamente la gran aportación que ha hecho al medio. Radio Minera, y también Radio El Charolito, son proyectos unipersonales, en torno a la figura de un único promotor. Javier ha devuelto la autenticidad a la radio. Con él el oficio se ha vuelto más artesano.

"Porque otra radio es posible"
Pero, como siempre ha mantenido el maestro Iñaki Gabilondo, por el que ambos –Javier y yo- sentimos tanta admiración, “los periodistas no somos los protagonistas, somos los intermediarios”. Y en este caso Radio Minera, como mantiene en su blog el propio Javier, ha dado “voz a quienes otros no quieren dársela”. Y concluye con una especie de claim, de lema, manteniendo la vigencia, y oportunidad, de Radio Minera, “porque otra radio es posible”.

La mancha negra abrió camino en la toma de conciencia social, y colectiva, de muchos sectores afectados por los recortes de la crisis. Tras ella, llegaron la mancha blanca, de la sanidad, o la mancha naranja, de los servicios sociales. Y me temo que, de seguir el panorama como parece, surgirán más manchas, para reivindicar causas justas, aunque no sé si imposibles. El siglo XXI ha traído, sin pedírselo, una auténtica revolución en muchos sectores. Inevitablemente, cada uno mira a su entorno profesional, a su paisaje más cercano, y percibe una regresión. La mina es uno de ellos. Uno de los que más ha sufrido. Ya de por sí, en su día a día, trabajar en la mina es muy duro. Pero cuando se reciben ayudas millonarias y se siguen cerrando pozos, algo huele a chamusquina, y no es el carbón precisamente.

Javier sigue atentamente la intervención de uno de
sus invitados en Radio Minera (Fotografía Castilla y León TV)
Javier ha podido realizar esta labor gracias a la solidaridad de la gente, entre ellos, es más que probable, de los propios mineros, que no pasan por un buen momento económico, al igual que muchos otros millones de españoles. Puso en marcha una página online para recibir donaciones y poder sufragar así su viaje y desconozco la suerte que obtuvo porque, pese a que pactamos hablar para documentar este post, finalmente las circunstancias se impusieron e impidieron la conversación, que espero recuperar, más adelante, en forma de entrevista. 

Mi enhorabuena a Javier Manzano por pegar la radio a la vida de los mineros, por acercarles el micrófono y permitirnos, a quienes hemos seguido de cerca sus sucesivas etapas, conocerles tan de cerca que ya parecen de nuestra familia, la extensa familia de la radio.



Escuchar -y ver- Radio Minera

Se puede escuchar Radio Minera a través de la página de Javier Manzano, clicando aquí. A cada ruta le corresponde un programa, un podcast (archivo de audio) alojado en Ivoox.

Son podcast que suenan a radio de toda la vida, con la voz de un profesional, profundo conocedor del oficio, que maneja con soltura y eficacia los silencios, la música y la palabra. Son páginas de radio que a uno le reconcilian con el medio y con la calidad que se le debe exigir.

Recomendamos ver el reportaje en YouTube de Radio Minera, realizado por Castilla y León TV.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada